Decorar el jardín con amapolas orientales
Una de las mejores opciones para decorar el jardín son las plantas, y entre las muchas que hay están las amapolas orientales, sin duda preciosas y que le darán un toque muy especial a cualquier ambiente. Con nombre científico Papaver Orientale, es una planta herbácea perenne que tiene su origen en el oeste asiático, aunque con las condiciones adecuadas se puede cultivar en cualquier lugar del mundo.

Puede alcanzar un metro de altura y unos 75 centímetros de ancho, siempre y cuando se den las condiciones más óptimas para su cultivo. Sus flores son espectaculares y grandes, y encajan en cualquier estilo decorativo que quieras darle a tu jardín gracias a la gran variedad de colores que tienen. Sus pétalos son muy sedosos, y a pesar de parecer una planta muy delicada, no necesita muchos cuidados.

Principales cuidados

– Ubicación: tiene que estar en un lugar en el que reciba la luz directa del sol durante varias horas al día, sin afectarle que sean muchas pero sí que sean pocas.

– Abono: utiliza un abono orgánico cuando siembres, aplicándolo alrededor de la planta.

– Riego: es muy importante que el suelo siempre esté húmedo pero que no se encharque, así que en función del calor que haga regarás más o menos.

Decorar el jardín con amapolas orientales
– Floración: se suele producir en los meses de mayo y junio, apareciendo flores grandes, coloridas y llamativas con pétalos de textura muy fina. Tras la floración, la planta casi desaparece para poder soportar el calor del verano, volviendo a brotar el año siguiente.

– Trasplante: es una planta que no soporta los trasplantes ya que sus raíces son muy gruesas, lo que hace que sean difíciles de mover una vez que se han desarrollado. En el momento de la plantación deberás elegir un lugar en el que puedan crecer sin problema y quedarse ahí para siempre.