Decorar la piscina con cascadas
Uno de los elementos más atractivos que podemos poner en nuestro jardín es una cascada, lo cual le da una vida enorme y convierte ese espacio en un auténtico lugar natural. Ponerla en la piscina es una excelente opción para que darnos un baño sea una experiencia mucho más divertida y original.

No solo puede convertirse en el punto central de tu piscina sino que le dará a todo el jardín un ambiente espectacular y podrás ponerla en funcionamiento cuando vayas a estar allí o siempre. Toma nota de los modelos de cascadas para la piscina:

Modelo escalera: Es uno de los más atractivos y sencillos. Tiene forma de escalera y hace que el agua fluya de manera ordenada, un auténtico espectáculo. Se puede utilizar también como cascada para una fuente y es muy atractiva por las noches ya que en las piedras de las escaleras tiene luces.

Modelo lámina: Ideal no solo para admirarla sino también para relajarte cuando te estés dando un baño ya que te refresca muchísimo y el agua caerá de forma que te relajará un montón si estás debajo. Es muy utilizada es todos los spa. Está compuesta de pequeñas baldosas que no solo sirven como muro para la cascada sino que te valdrá tanto para poner bebidas como para tirarte a la piscina.

Modelo spa: Son muy comunes en los spa porque la caída del agua hace que la persona que esté debajo pueda aliviarse de cualquier dolencia física, aunque también sirve para relajarse únicamente. Es uno de los diseños más modernos y llamativos y queda muy bien si pones uno a cada lado de la piscina.