Decorar la terraza para el buen tiempo
El suelo, la humedad, el óxido en la barandilla y otros desperfectos ocasionados por el frío del invierno aún existen en las terrazas de muchos hogares. Por eso, acondicionarlas será lo primero que deberemos hacer para volver a disfrutar de este espacio tan agradable con la llegada del buen tiempo. Comenzaremos limpiando toda la suciedad que hayan podido traer el viento, el frío y la lluvia. Pintar las paredes, quitar el óxido de los hierros de barandillas, desatascar las rejillas, vaciar los conductos de los desagües y solucionar cualquier problema de revestimientos, sacar brillo a los suelos o mejorar la iluminación. Con todos estos pasos, lograremos que nuestra terraza parezca mucho más acogedora.

Lo bueno de todo esto es que no es necesario tener grandes presupuestos para poner unas placas de madera en el suelo o incluso cubrir una zona con césped artificial. Además, con estas sencillas ideas podemos conseguir diferenciar la zona de relax de la de comedor. También es fundamental tener en cuenta las necesidades familiares de espacio o no perder intimidad en las zonas visibles a nuestra terraza. Toldos, sombrillas, separadores, esterillas de bambú y otros muchos materiales pueden sernos válidos a crear un espacio más tranquilo.

En el momento de comprar mobiliario, tendremos en cuenta el espacio disponible y sobre todo los usos que queremos darle. Por ejemplo, si queremos desayunar o comer en la terraza, al menos vamos a necesitar una mesa con sillas, resulta indispensable para esos ratos en familia o amigos. Otro objeto ideal puede ser una barbacoa, se convertirá en complemento perfecto para triunfar con las visitas. Para más comodidad, podemos colocar una camarera de exterior plegable, que nos proporcionará una superficie extra a la hora de trajinar con la comida.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de las tumbonas, sofás o mecedoras. De modo que si el tamaño de la terraza lo permite, nos proporcionarán el descanso merecido. También tenemos la opción de la hamaca, una solución confortable que no ocupa demasiado espacio. Para estos muebles, destacar la durabilidad de la madera de teca, ideal para los muebles de exterior. Otros materiales como el aluminio, el plástico o la forja resultan también los más recomendables.

En la terraza podemos tomar el sol o disfrutar de las comidas, pero para estar protegidos de los fuetes rayos solares, vamos a necesitar toldos, sombrillas, e incluso pérgolas. Si aún disponemos de un hueco, podemos reservar un espacio para el almacenaje de los utensilios de jardinería, la manguera y los juguetes de los niños. Para tener una terraza más alegre podemos optar por comprar flores y plantas, como las enredaderas, combinadas con macetas de latón, cerámica o plástico de colores, pueden terminar de dotar a este espacio la decoración que buscamos.