Decorar un jardín con colores cálidos
A todos nos gusta ver un jardín lleno de colores cálidos, colores bonitos que nos hagan sentir bien con sólo mirarlo, ¿verdad? Un jardín debe ser un lugar que nos acerque a la naturaleza, que nos haga disfrutar del clima del lugar, que nos permita respirar aire fresco y poder gozar en los momentos de descanso y desconexión después de un duro día de trabajo.

Para conseguir todo esto una idea excelente es conseguir decorar tu jardín con colores cálidos, y para ello tendrás que diseñarlo primero y elegir los colores cálidos que implementarás en él de forma minuciosa y pensando en todos los detalles. A continuación te daré algunos consejos para que puedas crear un jardín con colores cálidos espléndidos.

Los mejores colores

Para poder crear un buen efecto visual con colores cálidos tendrás que decantarte por tonos como el rojo, el naranja, el amarillo o el marrón. Podrás crear escenas con flores tan impactantes que sea imposible no prestarles atención.

Los colores cálidos empezarán a emerger en las flores en tu jardín casi a la par que lo haga el mercurio de tu termómetro de exterior. Cuando más se acerca el calor a los hogares, más ganas tienen las flores de asomar con todos sus colores.

Decorar un jardín con colores cálidos

Combinaciones

Para conseguir que las combinaciones de colores cálidos sea exitoso, tendrás que combinar colores de las mismas tonalidades o que encajen bien según la rueda cromática. Por ejemplo otras combinación puedes ser; el rojo quedará estupendo con flores de color bordó o con un amarillo brillante, o un naranja fuego, estos colores aportarán gran energía y calidez a tu jardín.

Composiciones exitosas

Para que puedas crear tus composiciones de flores exitosas deberás seguir tu intuición y ver que esos colores que estás poniendo en tu jardín son los que te gustan y los que te proporcionan sensaciones placenteras con sólo mirarlo.

Puedes crear las composiciones en las esquinas de tu jardín o en composiciones irregulares pero que te gusten, pero escoge lugares soleados para tus flores. Más allá de las flores con colores fríos y cálidos deberás pensar y diseñar los colores que quieres. Piensa bien en las flores que quieres poner en tu jardín, las formas y las composiciones, busca los rincones que más te gustan y que queden más vistosos.

Ya verás que si decoras tu jardín con flores de colores cálidos, te transmitirá gran bienestar y confort sólo con mirarlas.