Desventajas de los fertilizantes orgánicos
Hace unos días te hablé sobre las ventajas de los fertilizantes orgánicos y es que realmente son algo positivo para poder alimentar a tus plantas y flores porque es la forma más natural de conseguirlo. Además, antes de haber tantos avances en tecnologías y en química, era la única forma de poder tener una tierra saludable, y, ¡siempre había funcionado perfectamente!

Además, hoy en día también hay muchas personas que apuestan por los fertilizantes orgánicos para conseguir buenos resultados en sus tierras, plantas, flores… Pero no podemos mirar hacia otro lado todo el tiempo, aunque es cierto que tienen más ventajas que desventajas no podemos obviar estas últimas para poder tomar la decisión correcta y así poder escoger el fertilizante que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tus plantas. A continuación te voy a hablar sobre las desventajas de los fertilizantes orgánicos.

Nutrientes limitados

los nutrientes se reparten en la tierra de forma lenta y escalonada, lo que lo hace un perfecto fertilizante orgánico para la mayoría de las ocasiones. La liberación de los nutrientes de los fertilizantes orgánicos puede ser muy dependiente de las temperaturas del ambiente y de la presencia de microorganismos en el suelo.

Si tienes el suelo dañado puede carecer de las condiciones biológicas necesarias para que el fertilizante haga bien su trabajo. Las plantas que están privadas de nutrientes necesitarán un impulso para poder crecer con una mezcla de nutrientes disponibles en líquido en las tiendas de jardinería.

Desventajas de los fertilizantes orgánicos

Mano de obra intensiva

Es cierto que los fertilizantes orgánicos son estupendos para la tierra pero necesitarás mucho tiempo y dedicación para hacerlo bien. Además tendrás que tener mucho espacio para poder crearlo, y por supuesto dedicar mucho cariño en hacerlo bien. Es estiércol en movimiento y hacer fertilizante no es algo apto para todo el mundo porque son elementos en descomposición, hay insectos y además suele desprender un olor muy fuerte que no todas las personas son capaces de aguantar.

Potencialmente patógenos

Además el fertilizante orgánico o el compost incompleto o mal creado puede dejar ciertos tipos de patógenos en la materia orgánica. Estos patógenos pueden entrar en el agua o en los cultivos de los alimentos haciendo que tu salud y la de tu familia peligre y además puede crear problemas ambientales.

Son más caros

Y la realidad es que los fertilizantes orgánicos son más caros que aquellos que están realizados únicamente con productos químicos.