Detectar los parásitos del sustrato
En muchas ocasiones, sobre el sustrato pueden aparecer algunos parásitos, ya sean coleópteros, miriápodos, ciempiés, gusanos o cochinillas, apareciendo debido a un exceso de humedad provocado por cometer demasiados excesos en el riego. Normalmente, esta vida animal destruye tanto las raíces como las hojas de cualquier ejemplar al que se acercan, con lo que hay que deshacerse de ellos en cuanto comiencen a asomar los primeros síntomas de que están ahí. Cabe destacar que no todas estas plagas son totalmente dañinas, ya que muchas ayudan a airear y abonar el sustrato en el que sobreviven y se desarrollan, especialmente si se trata de lombrices de color marrón.

Una de las formas más comunes y fáciles de detectar a cualquier parásito es vigilar los tiestos o macetas, ya sea en el jardín o en interiores, aunque dentro de casa su presencia es más difícil. Si ves que aparecen montoncitos de tierra alrededor del tiesto, sin duda es una señal de que los parásitos han hecho presencia, ya que sus heces sustituyen al sustrato del tiesto y éste comienza a desbordarse poco a poco.

Para eliminar los parásitos, lo mejor es que utilices un producto especial que sea para luchar contra todo tipo de insectos que se desarrollan en el suelo del jardín o en el sustrato de macetones, jadrineras o macetas. Los hay muy buenos, así que si tienes que rascarte un poquito el bolsillo hazlo porque merecerá la pena. Dependiendo del tipo de planta afectada y de si está en exterior o interior deberás utilizar diferentes cantidades de producto y diferentes sesiones, así que cuando lo compres infórmate de qué es lo más recomendable para la planta afectada y de si a partir de ese momento debes cuidarla de alguna manera especial para que se recupere además de echarle el producto necesario.