Diferencias entre fertilizante y abono
Las plantas del jardín necesitan un cuidado especial para poder vivir sanas y libres de plagas y enfermedades. Por ello, al igual que las personas, no sólo necesitan agua para sobrevivir, también requieren de una serie de cuidados y mimos que les vienen de maravilla.

Las plantas necesitan nutrientes, y esos nutrientes los pueden conseguir gracias al abono y a los fertilizantes. Aunque al principio no se nota mucho la diferencia entre una planta que recibe estos nutrientes y otra que no, a medio y largo plazo la diferencia es muy notable.

Hay que tener muy claro que un fertilizante y un abono no es lo mismo. Mientras que el fertilizante se encarga de aportar nutrientes a la planta en un momento determinado porque los requiere (ya sea por una enfermedad o porque la época del año lo requiere), el abono lo que consigue es modificar la estructura del suelo para mejorarla, sin tener un objetivo únicamente a corto plazo.

Una vez ya sabes lo que necesitas, es importante que te leas bien las instrucciones del producto que hayas adquirido, pues un fertilizante y un abono no se aplican de la misma forma. Además, no es lo mismo aplicar fertilizante o abono granulado que hacerlo en barritas o en forma líquida.