Distribuir en zonas el jardín
Cuando nos ponemos a diseñar nuestro propio jardín es fundamental planificar una buena distribución de las zonas. Comenzando por delimitar ciertos espacios para convertir el jardín en el espacio favorito de nuestra casa. Disponemos de diferentes elementos para crear distintos ambientes, puedes formar sombras, plantar árboles o una fuente de agua. La importancia se basa en saber cómo organizarlos, para lograr de este modo el mejor de los jardines.

Debes saber que todo jardín que se precie necesita una zona de sombra, en muchas ocasiones te la pueden proporcionar los edificios de alrededor, los árboles de la zona… Además recuerda que en invierno y verano las sombras no se proyectan del mismo modo, de modo que en invierno el Sol está más bajo y proyecta sombras más alargadas.

Del mismo modo que se establecen las zonas de sombra, debemos marcar las zonas soleadas. Esto te servirá para crear una zona de estar al sol, para plantar en este lugar las flores u otras plantas que piden máxima iluminación y para colocar la piscina de modo que el agua se caliente con las altas temperaturas.

Tampoco puedes olvidar de colocar las plantas en el jardín. Las posibilidades son muchas, puedes tener una colección de cactus, combinadas con diversas variedades de rosas, hierbas o un pequeño huerto de árboles frutales, si el espacio te lo permite. Cuando llega el momento de la floración o la recolección de frutos, es algo que a los niños les encanta.

Si vas con la idea de celebrar fiestas en el jardín, debes dejar un espacio central libre. Por otro lado, si tienes animales domésticos necesitarán espacios por donde transitar. Prepara para el perro un área privada con un poco de arena para que pueda escarbar a su gusto sin que estropee el resto del jardín.

Si la idea del huerto y árboles frutales te ha gustado, puedes ponerlas en la parte posterior del jardín o en un lateral independizado con una enredadera cubierta por setos o arbustos. Para que el huerto sea de provecho, divídelo en cuatro cuadros u hojas de cultivo para ir rotando los cultivos.

También puede venir bien una pequeña casita de madera que haga de almacén, invernadero, tendedero, garaje, descanso para las mascotas o simplemente un sitio para prepara la barbacoa. Para los de espíritu más joven, pueden optar por preparar una zona de deportes y poner una mesa de ping-pong o un futbolín.

Un consejo muy interesante es tener en el jardín un rincón secreto para desconectar, un sitio para la contemplación, perfecto para relajarse, descansar, meditar y para olvidarse de todo. Una fuente es perfecta para el sosiego, decorada con una pequeña escultura o tus plantas favoritas.