El drenaje en las macetas
A veces, al regar una planta, el agua puede quedar encharcada en la parte superior de la tierra, algo que suele ocurrir porque el sustrato no puede evacuar el agua sobrante. En estos casos, las raíces se asfixian en el agua estancada, por lo que pueden pudrirse. Para que esto no ocurra es importante facilitar el drenaje del agua.

Uno de los mayores problemas que pueden surgir a la hora de plantar en macetas es la falta de drenaje. Para que esto no ocurra se puede mejorar el sistema de drenaje que tienes en los tiestos. Te explicamos cómo a continuación.

Orificios libros de obstrucción

Lo más importante es que los orificios que hay en la base del recipiente se mantengan libres de obstrucción. Estos deberán ir cubiertos de un trozo de tela o alambre o con un fragmento de una maceta de barro para evitar que se dé una pérdida de tierra. Por supuesto, es importante saber que cualquier tipo de maceta que tenga los orificios en la base necesita un plato por debajo para evitar suciedades y que se mojen otras superficies. Eso sí, se deben vaciar a menudo para evitar que las plantas se pudran.

El drenaje en las macetas

El sustrato

Además de no obstruir los orificios de las macetas, es importante escoger un buen sustrato, una mezcla de materia orgánica, perlita, humus, estiércol, tierra negra y arena de río, ideal para aumentar el drenaje en tiestos.

Corteza de pino

Otra forma de conseguir un buen drenaje en macetas es utilizar cortezas de pino en el fondo, ya que pesan poco y alimentan a la planta a medida que se van descomponiendo. También puede ayudar al drenaje el uso de grava, bolas de arcilla con pedazos de cantos o piedras rotas o algún otro material parecido en el fondo de la maceta.

Plantas encharcadas

Si la planta está encharcada, es necesario hacer pequeños agujeros en la capa de arriba de la tierra para ahuecarla y que reabsorba el agua. En plantas que soportan especialmente mal el encharcamiento, lo mejor es ponerlas en alto.