El abono en barritas
¿Has oído hablar del abono en barritas? También conocidos como fertilizantes de liberación lenta, se trata de una barritas que se colocan en la tierra de la maceta en cuestión, aportando los nutrientes necesarios para las plantas durante un tiempo prologado que puede variar entre 8 y 12 semanas, dependiendo del fabricante. Las barritas se introducen en la tierra y, cada vez que se riega, se van liberando poco a poco los nutrientes.

Lo mejor del abono en barritas es que tiene un montón de ventajas. Por ejemplo, las barras son muy duraderas: pueden resistir funcionalmente operativas hasta un máximo de tres meses en la tierra. Además, es una de las mejores formas de fertilizar las plantas, especialmente para las personas despistadas o con poco tiempo, ya que basta con introducir una barritas de abono cada tres meses para que estén correctamente alimentadas.

El abono en barritas

Nutrientes liberados

Estas barras liberan nutrientes como el nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio y están calculadas y dosificadas por sí solas las porciones más recomendadas. Eso sí, esto tiene mucho que ver con la marca escogida, por lo que es importante leerse los folletos o ser asesorado por los vendedores debidamente.

Los abonos de liberación lenta presentan el inconveniente de su elevado coste por unidad de nitrógeno contenido, por lo que se uso es recomendable para cultivos de primeros con un periodo vegetativo largo o aquellos que se desarrollan en climas o suelos que favorecen las pérdidas de nitrógeno.

Cómo se usa

En general, se introduce una varita de abono por planta. Así, en macetas en las que se cultivan varias plantas, lo ideal es colocar una en cada extremo. Además, no son útiles solo para macetas, también se pueden añadir directamente a los ejemplares plantados en la tierra