El agua en la decoración del jardín
El agua es un elemento muy importante tanto para personas como para animales o plantas, además, a nivel decorativo también ocupa un puesto muy importante, especialmente en el jardín.

Hay mucha gente que se piensa que tener una fuente en el jardín supone un gran desembolso económico, mucho tiempo de mantenimiento y mucho consumo de agua (el cual todos sabemos que debemos reducir), pero lo cierto es que no es así y no necesitas mucho para poder tener un espacio acogedor en el que el agua fluya.

Las fuentes de agua le dan un estilo muy bonito a cualquier ambiente y en el jardín quedan estupendamente ya que reflejan la luz del sol y el paisaje puede llegar a ser maravilloso. El consumo de agua no tiene por qué ser alto ya que hay muchísimas que utilizan siempre la misma cantidad de agua, que va girando por toda la fuente y entra y sale constantemente, con lo que no se malgastan litros y litros a diario.

Pero no solo las fuentes son el soporte perfecto para utilizar agua en la decoración del jardín ya que puedes hacer un pequeño riachuelo, un estanque, hacer pozas o hasta únicamente tener un par de charcas en las que poner también alguna planta y que el agua le de una vida diferente al entorno. Además, consiguiendo piedras y combinándolas con agua podrás conseguir ambientes fantásticos.

Puedes también crear un jardín acuático y colocar diversas plantas que le darán mucha vida a tu jardín como los helechos mosquito, lirios de pantano, lirios de agua, orejas de elefante o juncos. Además, todas estas plantas atraen la vida silvestre, lo que le dará mucho más color a tu jardín si aparece alguna libélula, mariposa o incluso ranas.