El árbol del granado
El granado es un árbol que tiene un fruto excelente, muy rico y con muchas propiedades: la granada, aunque es también una especie muy decorativa que es excelente para jardines que no son de grandes dimensiones ya que sus medidas van desde los 60 centímetros hasta los dos metros de altura. Sus flores pueden ser blancas (Albaplena) o rojo escarlata (Pleniflora) y en otoño se convierten en el fruto, que tiene color amarillo anaranjado y es redondo, algo grande y riquísimo.

A continuación te daré unos cuantos detalles sobre el árbol del granado:

– Lo normal es que el granado pueda darte entre 8 y 10 kilos de fruta de cada vez, aunque para eso tiene que ser un ejemplar fuerte y que esté bien asentado y cuidado. No te precipites al recolectar, debes hacerlo cuando el fruto esté un poquito blando.

– Las semillas de las granadas se suelen utilizar también para hacer gelatinas y siropes, así que podrás utilizarlas en un montón de repostería.

– El granado necesita, bueno en realidad exige, que el clima sea templado, así que si vives en zonas con mucho frío o mucho calor no te lo recomiendo a no ser que puedas mantener esa zona con temperaturas medias.

– El terreno en el que vayas a plantar el granado debe ser muy profundo y totalmente permeable ya que necesita una gran cantidad de nutrientes y muchísima agua.

– El suelo debe estar bien acolchado con estiércol y compost y regarlo con mucha frecuencia, especialmente durante la época de su crecimiento.

– Lo ideal es que lo plantes a finales de primavera para evitar que haya riesgos si se producen heladas.

– Durante su crecimiento debes atar las ramas y guiar el tronco con tutores para que se desarrolle correctamente.

– Cuando ya crezca corta las ramas más débiles y ve recortando los tallos principales.