El clima en los invernaderos
Los invernaderos son un elemento indispensable para todos aquellos que cultivan en grandes cantidades, y es que así podrás cosechar de todo durante todo el año sin miedo a que las lluvias o las bajas temperaturas estropeen la cosecha. El clima en los invernaderos es muy importante ya que en función de cómo sea podrás cultivar unas u otras especies, y hay invernaderos de diversos tipos de climas para poder aprovechar más sus características.

Toma nota de los invernaderos según el clima para saber cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades:

– Invernaderos fríos: Es el que más barato resulta mantener ya que es una estructura que únicamente recibe el calor del sol, y si está en una zona de inviernos fríos mantendrá una temperatura unos 5ºC por encima de la que haya en el exterior. Este invernadero se suele utilizar para sembrar en semillero cuando llega el invierno, aunque también para otro tipo de plantas durante el verano.

– Invernaderos frescos: Pueden mantener una temperatura mínima de unos 7ºC, pudiendo calentarse durante los meses de invierno si los climas son muy fríos. Se suelen utilizar para proteger las plantas de las heladas, para cultivar unas semanas antes que en el invernadero frío, cultivar especies templadas durante el verano o frescas durante el otoño-invierno.

– Invernaderos templados: Mantienen una temperatura mínima de 13ºC, proporcionando calor adicional tanto durante el día como de la noche, aunque eso depende de su ubicación. Lleva calefacción así que dependiendo de las temperaturas gastarás más o menos. Son muy buenos para cultivar hortalizas y muchas de las plantas anuales.

– Invernaderos cálidos: Son los más caros en cuanto a su mantenimiento ya que pueden mantener una temperatura mínima de 18ºC durante todo el año. Son los mejores para cultivar plantas tropicales y subtropicales y no son muy buenos para las hortalizas ya que se sofocan casi todas ellas con tanto calor.