El extraño caso de los cerezos que viajaron al espacio
Aunque lo más habitual es que te demos consejos e ideas para cuidar de tus plantas y jardines, hoy queremos hablarte del extraño caso de los cerezos que viajaron al espacio. ¡Te aseguramos que la historia es tan asombrosa como parece!

Todo comenzó en mayo de 2008, cuando a través del proyecto “Cerezo del espacio”, a manos de la empresa Japan Manned Space Systems, se enviaron al espacio 265 semillas de cerezo, semillas que volvieron a la tierra en julio de 2009. La sorpresa, sin embargo, ha llegado este mismo año. ¿Quieres saber por qué?

Floreciendo a los 4 años

Una de las semillas enviadas al espacio, que por cierto, pertenecían a un reverenciado cerezo de unos 1.250 años situado en el templo Gangoji (Gifu), fue plantada hace unos 4 años en el mismo lugar que el árbol original. La sorpresa ha llegado esta primavera, cuando el árbol que brotó en Gangoji ha comenzado a florecer, algo que no suele ocurrir hasta pasados, al menos, 10 años desde su plantación.

El extraño caso de los cerezos que viajaron al espacio
En concreto, el árbol, que ha alcanzado los cuatro metros, produjo diez brotes que florecieron el pasado 4 de abril. Además, las flores no son como las típicas de estos árboles, que suelen tener una treintena de pétalos, sino que solo tienen cinco.

Otros casos

Al parecer, aunque muchas de las semillas que fueron replantadas no prendieron, parecer ser que otras tres, a parte de la de Gangoji, lo han hecho en diferentes zonas, floreciendo antes de lo normal.

Sin explicaciones científicas

Por el momento, la ciencia no ha podido explicar el rápido crecimiento del árbol que viajó al espacio cuando tan solo era una semilla. Sin embargo, se cree que el entorno cósmico tuvo un determinado impacto en los agentes de las semillas que controlan la floración y el proceso de crecimiento.