El huerto ecológico de los Obama
Ya el año pasado por estas épocas, la primera dama estadounidense Michelle Obama decidió plantar un huerto familiar y ecológico en los jardines de la Casa Blanca. Ésta era una idea que tenían los Obama desde que ocuparon la Casa Blanca en enero.

Entonces pudimos ver cómo 26 alumnos de primaria la ayudaron a arrancar el césped de una amplia área de los jardines y dejar la tierra preparada para sembrar verduras, hortalizas y árboles. Posteriormente, los niños acudieron también para seguir cuidando del huerto y realizar la cosecha. Este año, coincidiendo con la entrada de la primavera, se ha hecho la segunda plantación, a la que no faltó otro grupo de estudiantes, quienes se lo pasaron genial.

El huerto ecológico de los Obama
Este huerto tiene un valor simbólico, como ya lo tuvo el “jardín de la victoria” de Eleanor Roosvelt, ejemplo de autosuficiencia durante la Segunda Guerra Mundial y que dio lugar a que se cultivaran 20 millones de pequeños huertos. Lo que pretende ahora Michelle es concienciar a la población para que abandone la comida basura y se alimente más saludablemente, optando además por productos ecológicos y producidos localmente, es decir, cerca de donde uno vive, para así reducir el CO2 resultante del transporte.

El año pasado se plantaron 55 tipos de frutas y verduras diferentes y, a lo largo del año, el huerto dio más de 400 kilos de frutos, de los cuáles muchos se consumieron en la Casa Blanca, pero otros fueron entregados a comedores sociales.

Las variedades que se plantan en el huerto de los Obama son, entre otras, lechuga, rúcula, repollo, zanahorias, guisantes, brócoli, coliflor y también ruibarbo, moras y fresas. Como novedad, esta segunda cosecha también incluirá alcachofas. Habrá asimismo árboles frutales y plantas aromáticas y medicinales.

Es éste un buen ejemplo en un país en el que están proliferando miles de pequeños huertos urbanos, algunos de los cuáles se sitúan en los patios de los colegios.