El Sauce Llorón, un precioso árbol ornamental
El sauce llorón es uno de los árboles decorativos más bonitos que existen, y la sensación de entrar en su interior y quedar rodeado por miles de hojas es mágica, una imagen romántica que hemos visto en cientos de películas.

Se trata de un precioso ejemplar caducifolio de follaje péndulo cuyas ramas, flexibles y péndulas, llegan incluso a tocar el suelo.

Cultivar y mantener este árbol de origen asiático no tiene porque ser complicado, pues se multiplica muy bien gracias al buen enraizamiento de injertos y esquejes. En general, este árbol necesita ser plantado en lugares cálidos, aunque también puede soportar temperaturas de hasta 7 o 8 grados.

El sauce llorón es perfecto en terrenos más bien amplios, pues puede llegar a medir de 10 a 15 metros de alto y de 10 a 20 metros de diámetro. Si tienes un jardín demasiado pequeño sería preferible que plantases otro tipo de árbol, pues por bien cuidado que estuviera nunca luciría tanto como en cualquier otro espacio amplio.

El Sauce Llorón, un precioso árbol ornamental
De todas formas, en los espacios amplios también vas a necesitar buscarle un emplazamiento algo apartado de cualquier objeto susceptible de movimiento, pues sus raíces son bastante agresivas y pueden llegar hasta los 20 metros de largo. Es bueno también alejarlo un poco de los otros árboles o plantas para destacar aún más su belleza y dotarle de la categoría especial que se merece.

No pienses que por tratarse de un árbol vas a necesitar toda una vida para verlo crecer, pues el sauce llorón es un árbol de rápido crecimiento que, sin embargo, no suele vivir más de 60 años.

La belleza y distinción de estos árboles dota de gran elegancia a los mejores jardines ornamentales.