Elegir el tipo de suelo para un jardín pequeño
¿Estás pensando en diseñar un jardín en el pequeño espacio exterior de tu hogar? Hoy vamos a ayudarte a escoger el suelo, es decir, el tipo de cobertura que utilizarás. Se trata de una decisión muy importante que marcará en gran medida el carácter del espacio.

Entre algunos de los tipos de suelo que podrás escoger para tu jardín está el césped. Sin embargo, a pesar de ser uno de los más utilizados no es el más conveniente para pequeños jardines, ya que necesita muchos cuidados y no soporta del todo bien el mobiliario. Por otro lado, es muy agradable la sensación de pisar en hierba.

También puedes optar por utilizar losetas, que encontrarás de diferentes tamaños. Las grandes y distribuidas al azar son muy efectivas en espacios pequeños. Por otro lado, podrás optar por el ladrillo, que normalmente se usa para crear senderos a través del jardín. En el caso de que se trate de un jardín umbrío, deberás tener cuidado con un posible exceso de humedad que pueda atraer algas, convirtiendo la superficie de tu jardín en algo muy resbaladizo.

Elegir el tipo de suelo para un jardín pequeño
Otra opción muy viable es el hormigón, que ofrece una solución sencilla y económica que se adapta a cualquier perfil, aunque también hay riesgo de excesiva humedad. Si no te convence, también puedes utilizar grava, que es una superficie muy cómoda para caminar. Además, con ella podrás rellenar con facilidad cualquier rincón. Por otro lado, podrás encontrarla en diferentes tamaños, texturas y colores.

Elegir el tipo de suelo para un jardín pequeño
Por último, también puedes escoger madera. Los revestimientos en forma de plataformas de listones son muy interesantes, debido a la sensación de calidez que ofrecen. Es recomendable utilizar madera tratada para evitar su rápido deterioro en las condiciones de intemperie.