Cómo elegir la maceta adecuada para tu planta
A la hora de cultivar y cuidar plantas, las macetas tienen un papel realmente importante ya que de las mismas dependen un buen desarrollo y crecimientos de las citadas plantas. Es por ello que resulta esencial el elegir la maceta adecuada no sólo por el bien de la salud de la planta sino por el aspecto decorativo de la misma. Al igual que ocurre con el tipo de sustrato elegido o con la frecuencia de riego, la maceta es un elemento primordial en el crecimiento de las plantas. Como consejo personal puedes comprar con esta maravillosa maceta con sistema de riego automático,

Acto seguido te detallaré los tipos de macetas que hay en el mercado para que no tengas problema a la hora de elegir la tuya y puedas cultivar tus plantas de la mejor manera posible.

Materiales

Aunque no te lo creas, el material del que está hecho una determinada maceta puede incidir sobre el buen desarrollo de una planta y hacer que ésta crezca sin problemas o que sufra por ello. Las macetas de plástico son las más usadas en el mundo de la jardinería debido a su precio. Este tipo de macetas son ideales para aquellas plantas que necesitan un riego constante y necesitan tener húmedo el sustrato. En el caso de que la planta necesite muchas horas de sol es aconsejable evitar un material como el plástico ya que el calor puede dañar a las raíces de la planta y optar por las macetas de barro. Este tipo de material provoca que el agua se elimine pronto por lo que es perfecto para aquellas plantas que necesitan una rápida absorción de la citada agua. La diferencia con las de plástico es que las de barro son mucho más frágiles y delicadas por lo que tendrás que tener mucho cuidado con los cambios drásticos de temperatura.

Cómo elegir la maceta adecuada para tu planta

Dimensiones

Otro elemento importante a la hora de elegir una determinada maceta aparte del material es el tamaño de la misma. En el caso de que la planta en cuestión pueda llegar a alcanzar los 50 centímetros de altura, es aconsejable usar una maceta de unos 30 centímetros de diámetro. En el caso de que la planta llegue al metro de altura, debes optar por una maceta de 50 centímetros. Si la planta puede llegar a los dos metros de altura lo ideal es contar con una maceta de 60 centímetros.

Igual de importante que es el diámetro de la maceta es su profundidad. Dicho aspecto es esencial porque de mismo de depende que las plantas se puedan fijar perfectamente al sustrato y las mismas puedan crecer sin problema alguno. En el caso de que la planta que tengas alcance una altura considerable debes hacerte con una maceta bastante profunda para que las raíces puedan crecer sin ningún tipo de problema. En el caso de que tengas dudas sobre ello puedes acudir a un experto en jardinería que te pueda ayudar a elegir la maceta que es adecuada para tu tipo de planta. De todas formas si ves que la propia planta va despegando el sustrato de la propia maceta porque la misma se ha quedado pequeña, es aconsejable el cambiarla por una que sea mucho más profunda.

Como has podido ver en este artículo, la maceta es un elemento bastante importante a la hora de cultivar una determinada planta por lo que debes tenerla presente en todo momento. Es esencial elegir la maceta adecuada para que no tengas ningún tipo de problema con el buen desarrollo de dicha planta. Espero que hayas tomado buena nota de todas las pautas a seguir y puedas disfrutar de todas tus plantas.