Elegir tipo de macetas
En el mercado podemos encontrar una gran variedad de macetas, vamos a descubrir sus ventajas y así poder elegir la mejora para nuestras plantas.

– Macetas de plástico: Son las más económicas y retienen bastante humedad, lo nos permite no tener que regar frecuentemente la planta. Son macetas sencillas, que no duran demasiado tiempo ya que los rayos del Sol endurecen el plástico, lo que obliga a tener que cambiarlas cada menos de dos años, tiempo que suelen necesitar la mayoría de las planta para ser transplantadas a un recinto un poco mas grande.

– Macetas de fibra de vidrio: Estas macetas duran mucho tiempo y comparten las mismas ventajas que las macetas de plástico en lo que se refiere a humedad, peso y temperatura. Son un poco más caras que las anteriores pero suelen durar hasta cinco años en la intemperie.

– Macetas de cerámica, cemento y fibrocemento: Estas macetas tiene la enorme ventaja de ser térmicas, no se enfrían mucho en invierno ni se calienta demasiado en el verano. Su desventaja la encontramos en el peso, que se rompen con mayor facilidad y no retienen demasiado la humedad ya que son porosas y transpiran. Un truco para que puedan retener mejor la humedad es barnizarlas por el exterior.