Cómo elegir una planta de bajo mantenimiento
Si alguna vez quieres tener plantas en tu hogar pero no tienes mucha mano en el tema de la jardinería, es entonces cuando sentirás la necesidad de elegir una planta o varias de ellas, que sean de bajo mantenimiento. De esta manera podrás disfrutar de tus plantas y flores sin necesidad de tener que pensar cada día cuáles son los mejores cuidados que puedes hacerle.

Quizá pienses que las mejores plantas de bajo mantenimiento son las plantas artificiales, pero si es una planta muy grande deberás emplear bastante tiempo para poder quitarle todo el polvo y que quede reluciente todo el tiempo. Así que si eres de las personas a las que les gustan las plantas pero no amas las tareas de jardinería, entonces no te pierdas todo lo que te voy a comentar a continuación.

Ten en cuenta las condiciones de cultivo

Son muchas las plantas que te pueden decir que son fáciles de cultivar, pero no es tan sencillo como parece. Las necesidades de las plantas pueden variar mucho sobre todo, si tu jardín no puede satisfacer las necesidades propias de cada planta. Esto podría hacer que una planta que te venden como de bajo mantenimiento, se vuelva rápidamente en una de alto mantenimiento, porque tendrás que proporcionarle las condiciones que necesita para sobrevivir.

Cómo elegir una planta de bajo mantenimiento
Lo primero que tendrás que hacer para encontrar plantas de bajo mantenimiento es saber qué necesitan tus plantas y qué es lo que puedes ofrecerles en tu hogar, terraza, jardín o patio.

Aspectos importantes

Deberás tener en cuenta la cantidad de horas de sol que necesita la planta para sobrevivir y cuántas horas puedes ofrecerle en tu hogar. La mayoría de plantas necesitan pleno sol, sol parcial, parcial sombra o sombra. Una planta que necesita pleno sol, no florecerá bien y tendrá más enfermedades si la tienes en la sombra, y a la inversa pasaría exactamente lo mismo. Las plantas de sombra que están al sol se secarán o se quemarán si las tienes a pleno sol o incluso a sol parcial.

Cómo elegir una planta de bajo mantenimiento
Deberás saber exactamente la cantidad de sol que necesita tu planta de bajo mantenimiento para que pueda sobrevivir y en el vivero donde la compres deberán informarte bien sobre eso. Por ejemplo, hay plantas que tienen necesidades cambiantes de sol dependiendo de los días cuando se alargan o se acortan, por lo que una planta en primavera necesitará más sol y cuando llega el verano menos, dependiendo de la floración y el clima.

El drenaje también es muy importante tenerlo en cuenta. El sistema radicular de las plantas se puede ver directamente afectado por la cantidad de agua que haya retenida en el suelo. El agua puede acumularse en sitios con mal drenaje o con suelo de arcilla pastosa. Algunas plantas en estos casos pueden sufrir y que sus raíces se pudran por culpa del agua estancada. En cambio, hay plantas que necesitan mucha humedad y tendrán dificultades para mantenerse con vida en un suelo que sea seco y arenoso.

La vida de la planta

Las plantas tienen que vivir unos tres años para ser consideradas perennes. Ninguna planta vivirá para siempre, pero si quieres que tu planta de bajo mantenimiento valga la pena, tendrás que buscar una planta que viva por lo menos 5 años y si es más, mejor. Las peonías por ejemplo pueden vivir durante décadas mientras otras plantas viven tan solo un año.

Cómo elegir una planta de bajo mantenimiento
Estos son algunos consejos que debes tener en cuenta para que puedas escoger una buena planta de bajo mantenimiento y que puedas disfrutar de ella sin que debas preocuparte demasiado de su mantenimiento o de sus cuidados.