La salud de nuestras plantas depende, en gran medida, de cómo las podemos. Y no sólo hay que tener en cuenta cuándo o cómo hagamos la poda sino también la herramienta que utilicemos para ello. Unas tijeras que no sean apropiadas para el uso que vamos a darle puede hacer que los cortes no sean precisos y que faciliten la entrada de enfermedades así que es importante tener en cuenta estos sencillos consejos.

Una herramienta para cada uso: Si vamos a cortar hojas y ramas pequeñas usaremos unas tijeras de una mano. Existen dos tipos de podaderas en función de su sistema de corte, de bypass o de yunque. Las de yunque sólo están recomendadas para corte de ramas secas ya que, aunque exigen menos esfuerzo por nuestra parte, perjudican la cicatrización de las heridas al basar su principio de corte en el aplastamiento.

tijera yunque

Las de bypass, en cambio, cortan limpiamente y ayudan a la planta a recuperarse antes. Su sistema de corte se basa en el deslizamiento del gavilán (cuchilla) sobre un elemento fijo (contracuchilla). Con ellas podemos cortar tanto hojas como ramas, verdes y secas, siendo una herramienta fundamental en la jardinería. Conviene no usarlas para ramas gruesas ya que para eso existen tijeras más apropiadas, como las podaderas de dos manos.

tijera bypass

Un tamaño para cada mano: En las tijeras también existen tallas diferentes en función de cada personas así que es recomendable probar aquella que se ajuste mejor a nuestra mano. Para ello la colocaremos sobre la palma y debemos poder cerrar la tijera sin que la postura sea forzada. Con esto evitaremos que aparezcan dolores y calambres cuando hagamos un uso intensivo. Si va a cortar con la mano izquierda es mejor que busque unas tijeras para zurdo, que ya existen, porque aunque puede hacer un corte correcto con una tijera para diestros la postura no es demasiado cómoda.

Cortar correctamente: Sólo existe una manera correcta para cortar una rama y muchas erróneas. De nuestra precisión y conocimientos depende que luego nos encontremos con problemas en la planta, algunos sólo estéticos y otros de desarrollo. La tijera de bypass debe sostenerse firmemente y con el gavilán (cuchilla) hacia el exterior, quedando la contracuchilla más cerca de nuestro cuerpo. El corte debe ser limpio y hacerse en una sola vez, para evitar desgarros.

cortes

Seguridad e higiene: Para evitar transmitir enfermedades entre nuestras plantas conviene usar un poco de alcohol sobre la cuchilla cuando cambiemos de ejemplar. Al finalizar la jornada de poda desmontaremos la herramienta ( si es posible) y limpiaremos cada elemento para luego volver a montarla y proceder a engrasar. Mantener un buen filo en la cuchilla es fundamental para facilitarnos el trabajo y hacer mejores cortes.