Enfermedades de los cactus
Los cactus son plantas vegetales que se pueden ver afectadas por enfermedades causadas por tres tipos de patógenos: los hongos, las bacterias y los virus. Los hongos son los que más suelen atacar, causando principalmente podredumbre tanto en los tallos como en el cuello (tanto a ras de suelo como en las raíces).

Hoy me gustaría escribir sobre las enfermedades de los cactus, especialmente de las que más suelen afectarles. Toma nota:

- Fusariosis: Es un hongo que vive en el suelo y que afecta a las raíces cuando hay exceso de humedad. Si solo afecta a la parte baja del cactus se puede salvar lo demás cortándolo y utilizándolo como un esqueje.

- Podredumbre del cuello: La causa el hongo Phytophthora y puedes detectarla cuando hay una decoloración parda o negra en la base de los tallos. Al igual que en el caso anterior, también se ve favorecida por un exceso de riego, así que evita que el cactus se encharque.

- Pudrición interna: Puede darse por varios hongos y ocasiona lesiones y heridas en el ejemplar, llegando algunos a causar la muerte del cactus.

- Botritis: Es un hongo que provoca pudrición y que se deja ver como un moho gris. Suele aparecer después de una fuerte lluvia o granizada ya que el hongo entra por sus heridas. Puedes evitarlo si después de la granizada o lluvia aplicas un fungicida antibotritis, con lo que las heridas estarán protegidas y el hongo no podrá atacar.

- Roya: Se da cuando ataca el hongo Uromyces, el cual provoca ampollas y bultitos llamados pústulas. Si el ataque viene de hongos como el Echinocereus o Mammillaria, los daños son que las espinas se desprenden y las plantas quedan muy feas.

- Bacteriosis: Hay bacterias que pueden infectar las heridas o lesiones de los cactus, dejando tras de sí una podredumbre negra y haciendo que los tejidos internos se descompongan. Suele aparecer cuando hay mucho frío o humedad excesiva.