Especies de palmeras de interior
Las palmeras son unas de las plantas más hermosas para decorar nuestros hogares, no solamente en los espacios exteriores sino también en los interiores.

De hecho, cultivar palmeras de interior es una costumbre de lo más habitual en los hogares de todo el mundo, a los que da un aire más natural tanto en el sentido literal de la palabra como en el ámbito más puramente decorativo.

Si quieres conocer algunos de los ejemplares más comunes echa un vistazo nuestra lista:

- Areca: Es uno de los ejemplares más elegantes para la decoración gracias a sus preciosas hojas y a sus flores blancas. Necesita mucha humedad, por lo que deberás mojarlas habitualmente.

- Kentia: Con unas necesidades muy similares a la anterior, esta planta de gran resistencia debe estar en lugares preferentemente bien iluminados, cálidos aunque con humedad ambiental.

- Licuala: Esta curiosa planta de hojas redondas precisa desarrollarse en lugares amplios, muy bien iluminados (aunque sin una exposición solar demasiado directa y prolongada) y debe mantenerse con el sustrato y las hojas húmedas.

- Palmera de Australia: Esta bella planta de origen tropical y brillantes hojas palmadas y redondeadas necesita ser regada con frecuencia y abundancia (especialmente durante las épocas más calurosas del año).

- Palmerita China: Además de ser decorativamente preciosa esta planta es uno de los mejores ejemplares para interior gracias a su resistencia.

- Chamadorea: Sus verdísimas y estrechas hojas crecen desde la base de cada tallo abriéndose a modo de palmera y vistiéndose en alguna ocasión con algunas flores. Cuidado, ¡pueden crecer hasta los dos metros!

- Palmera bambú: Cin tallos similares al bambú, esta preciosa planta ornamental puede llegar hasta el metro y medio de altura. Necesita humedad ambiental elevada, mucha luz y suelos con un buen drenaje.

Otras hermosas palmeras de interior son el Cocos Nucifera, la palmera Robeleni, la Cola de Pez o la Palma de Navidad, por ejemplo.