Evitar plagas en las orquídeas
Las orquídeas son una de las plantas más bonitas que podemos tener en el jardín o en cualquier otro ambiente como terrazas, patios y hasta en el salón de casa. Necesitan muchos cuidados ya que son muy propensas a sufrir ciertas plagas y enfermedades, así que hay que estar siempre muy pendiente de ellas.

Lo mejor que puedes hacer con las orquídeas es prevenir cualquier problema ya que es mucho más sencillo que tratarlo una vez que ha aparecido. Además, determinadas plagas pueden ocasionar el fallecimiento de la planta. Toma nota de estos consejos para evitar plagas en las orquídeas:

– Es muy importante que la orquídea no esté muy forzada a unos niveles de fertilización y humedad determinados, especialmente si son bajos. Lo mejor es que hayan tenido algún que otro exceso en este sentido ya que así estarán más fuertes, aunque ten cuidado de no sobrepasarte ya que no sería bueno.

– A la hora de cultivarlas, elige plantas que no tengan hojas amarillas, manchas o raíces oscuras ya que así te asegurarás que esté totalmente sana y no venga ya con alguna enfermedad.

– Cuando compres una orquídea, lo ideal es tenerla un tiempo separada de las demás plantas, básicamente el necesario para comprobar que están totalmente sanas y que no pueden contagiar nada a otras.

– Las plagas que más suelen sufrir las orquídeas son la araña roja, los pulgones y las cochinillas. Trátalas con insecticidas específicos para ellas y así te asegurarás que no aparezcan. Repite este tratamiento cada 15 días.

– Para prevenir hongos lo mejor es pulverizarlas con fungicida tanto en otoño como en primavera, las épocas que más propensas son a tenerlos.

– Además de plagas y enfermedades, también pueden sufrir otros trastornos ocasionados por poca luz o por sequedad. Esto puede desembocar en crecimiento defectuoso o en que las hojas se arruguen.