Evitar que salgan malas hierbas
Prácticamente todos los jardines han sufrido malas hierbas, un problema muy frecuente en que perjudica la belleza de nuestro césped. Eliminarlas o evitar aparezcan no es tan difícil como pensamos. Pero te vamos a dar unos consejos para de evitar que crezcan la menor cantidad posible de las mismas.

Limpieza y herbicida: Antes de sembrar o plantar césped nuevo, lo recomendable es que antes limpiemos muy bien el terreno, retirando toda las malezas o raíces que podamos encontrar para tratar de dejar la tierra lo mas natural posible. El truco consiste en regar abundantemente, una vez el suelo esté limpio, dejar que pase media semana, retirar las malas hierbas que hayan crecido y entonces rociar con herbicida, dejar pasar medio mes, volver a echar herbecida y luego plantar o sembrar. De esta forma la cantidad de maleza que podrá salir a posterior será muy escasa.

Otro consejo es colocar mallas antihierbas que son muy útiles en jardines de cactus o senderos de piedras. La colocamos en el suelo bien fijada e impide el libre crecimiento de las malezas. Para que no se vea la podemos cubrir de grava o resina de pino. También es importante que cuando reguemos, el agua siempre se dirija a las plantas, si cae en tierra sin vegetación las malezas crecen con más rapidez. Es bueno poder eliminar las malas hierbas desde el momento en el que salen, si tardamos mucho, puede crecer demasiado y al florecer se desparramaran las semillas de la mala hierba por todo el jardín.