Farolas solares en el jardín
La forma más barata de iluminar nuestro jardín de una manera ecológica, ahorrando energía y dinero, es instalar farolas solares.

Las farolas solares llevan incorporado un panel fotovoltaico, que es el que recibe la luz del sol, transformándola en energía eléctrica, la cual se va almacenando en una batería. Cuando la luz solar disminuye, un sensor hace que la lámpara se encienda automáticamente, y viceversa, cuando amanezca, la lámpara se apagará.

En algunos modelos, el panel fotovoltaico es orientable, para aprovechar mejor la luz del sol.

En cuanto al tipo de luminaria, suele ser a base de leds, que consumen muy poco e iluminan mucho.

Hay muchos modelos de farola solar: cada uno se adapta a diferentes necesidades. Por ejemplo, a lo mejor queremos dar sólo un poco de luz a un pequeño rincón, o quizás lo que queremos es iluminar potentemente todo un jardín de gran extensión. Cada modelo sirve para una finalidad distinta.

Así, hay farolas grandes y altas, que necesitan instalación, pero que iluminan muchísimo y cuentan con potentes baterías capaces de almacenar una buena cantidad de energía eléctrica, en algunos casos para una iluminación de más de 12 horas, suficiente para toda la noche. Estas farolas están preparadas para resistir fuertes vientos, de hasta 140 kilómetros por hora.

En el polo opuesto, tenemos las farolitas pequeñas que no necesitan ningún tipo de instalación, ya que van provistas de una vara acabada en punta que puede clavarse en la tierra. Al ser más pequeñas, el panel fotovoltaico y la batería también son menores, por lo que iluminan menos horas y la potencia también es más baja. Pero sirven perfectamente para marcar caminos, para un cenador, un rincón entre los árboles…

Los precios varían mucho en función del modelo. Por poner un ejemplo: hay farolitas de 10 euros y farolas potentes de 1000 euros pero claro, su función es totalmente diferente.

Podemos encontrar las farolas solares en empresas de energías renovables y las más pequeñas en algunas jardinerías y grandes tiendas de bricolaje.