Flores comestibles
Todos sabemos que las flores son muy bonitas para decorar cualquier ambiente y que hay una gran variedad para poder elegir la que más se adapte a nuestra decoración y a nuestros gustos, pero hay otras que además de cumplir la función decorativa también son comestibles y te servirán para condimentar muchos platos. Las flores comestibles son muchas más de las que la gente se piensa y entre ellas hay algunas tan conocidas como la alcachofa, la coliflor, el brócoli, la flor del azafrán o el clavo.

Muchas de ellas sirven como plato principal mientras que otras se utilizan como condimento para darle un sabor especial a los platos. Toma nota de las características de algunas flores comestibles:

- Entre las más conocidas están la flor de la calabaza, muy utilizada en países como Italia o México y que puedes comprarlas en cualquier mercado. La rosa también se utiliza mucho en estos países desde hace cientos de años cuando se preparaban muchas ambrosías gracias a los pétalos de rosas.

- En otras culturas como la griega, la romana, la medieval o la hindú también se utilizaban flores comestibles en la antigüedad, mientras que en España se utilizaban principalmente en la cocina andaluza, la gastronomía que tiene más recetas con este tipo de alimento.

- Actualmente, quienes más utilizan las flores comestibles son los grandes chefs, que las utilizan como una parte muy importante de la nueva cocina creativa. El clavel indio, las begonias o las capuchinas son algunas de las más utilizadas para darle a cualquier plato no solo un aspecto diferente sino también un sabor muy original.

- Entre las flores comestibles más utilizadas en todo el mundo para distintos platos están las lavandas, caléndulas, geranios, pensamientos, violas, tulipanes, crisantemos, romeros, hinojos, tréboles, manzanillas, claveles, clavelinas, gladiolos, violetas, malvas, borrajas, jazmines, amapolas, coquetas, flores del naranjo, salvias y cualquier flor de azahar.