Formas de usar el azúcar blanco en tu jardín
Si estás a dieta es posible que quieras deshacerte de todo el azúcar que tienes en tu casa, pero no es buena idea. El azúcar blanco además de endulzar postres y comidas, también puede ayudarte a algunos usos prácticos en tu jardín. Así que si tienes azúcar blanco de sobra en casa, no dudes en guardarlo porque muy probablemente lo uses de diferentes formas una vez que hayas leído este artículo, ¿quieres descubrirlo?

Revive a tus flores

Los hidratos de carbono simples en el azúcar es posible que se te queden en las cartucheras, pero este mismo elemento nos proporciona nutrientes a humanos y animales, sino que a las plantas también lo hace. Para que tus plantas y flores revivan y vivan más fuertes puedes añadir 3 cucharaditas de azúcar y dos de vinagre blanco en un vaso lleno de agua. Después de removerlo todo muy bien, el échalo a tus plantas, el azúcar ayudará a las flores a que se mantengan fuertes y el vinagre matará las bacterias y mantendrá los insectos lejos de tus flores y plantas.

Quita la hierba de tu jardín de la ropa

Si has pasado un día en tu jardín es posible que te lo hayas pasado estupendamente, pero también es seguro que las manchas de hierba en tu ropa te estén estresando un poco porque no sepas cómo eliminarlas. Para deshacerte de las manchas de hierba causadas por el césped de tu jardín, tan sólo tendrás que mezclar agua tibia con azúcar hasta que consigas crear una pasta. Después frota con esta pasta sobre la mancha de la hierba y después deja que repose sobre la mancha durante una hora. A continuación lava la prenda con detergente común y verás cómo la magia se ha llegado a tu prenda de ropa… ¡no habrán manchas de color verde!

Formas de usar el azúcar blanco en tu jardín

Aleja a las abejas de tu jardín

Sabes que las abejas no tienen que ser algo malo en cuanto se trata del cuidado de las flores de tu jardín, pero si quieres pasar un día en el exterior de tu hogar con tus familiares y amigos, la compañía de las abejas es más que probable que no sean bienvenidas. En este caso, será necesario que rellenes un yogur de plástico (vacío y lavado previamente) con agua y añadir un poco de azúcar. Después tendrás que perforar algunos agujeros en la tapa y colocarlo a una distancia prudencial de la mesa dónde estarás pasando el día en el exterior de tu hogar. Las abejas volarán alrededor del vaso buscando el azúcar y no volarán más cuando se mojen.