Frutales para cada clima
Las personas somos tan caprichosas y exigentes que a menudo queremos conseguir lo que queremos cuándo y dónde lo queremos sin importar si es lo más correcto o no.

Esta regla general es aplicable también a la jardinería, y es que creemos que podemos plantar siempre cualquier especie esperando que se adapte a las condiciones de suelo o del clima y se desarrollen como deberían, cuando esto es a menudo imposible.

Por eso, si quieres plantar algunos frutales en tu jardín y que con el tiempo den fruto debes tener en cuenta los climas en los que se desarrollan y no guiarte únicamente por tus ganas de tenerlo, puesto esto no es suficiente para que funcione.

Presta atención a los principales tipos de clima y a aquellas plantas y árboles frutales más recomendados para ellos:

-Climas fríos: Sufren continuamente heladas y llegan a temperaturas de hasta 10º bajo cero. Algunos de los mejores frutales para este tipo de clima son el cerezo, el ciruelo, la frambuesa, la grosella (negra, roja o espinosa), el madroño, el manzano, el melocotonero, la mora, el peral, la parra de uvas o la zarzamora.

Frutales para cada clima
-Templado y Mediterráneo fresco: Son estables, con temperaturas que raramente bajan de los -10º y que apenas sufren heladas. Los almendros, castaños, granados, el maracuyá, el kiwi, la higuera, el olivo, los piñones o el pistachero son los más recomendados para estas características.

-Mediterráneo: No suelen sufrir heladas y tampoco bajan de los 5º bajo cero. Junto al anterior, es el clima más habitual en nuestro país. Los que mejor se desarrollan en los ambientes mediterráneos son los tomateros, loa anacardos, los caquis y dátiles, algunos cítricos como la lima, el limonero o la naranja, el pomelo, los nísperos o los plataneros, entre muchos otros.

-Tropical y subtropical: Es muy difícil que en estos climas se sufran heladas, pues por lo general es casi imposible bajar de los 3º (esta vez positivos). Aquí es donde se cultivas las deliciosas frutas tropicales como el aguacate, el coco, el guayabo, la Guanábana, el mango, el lichi, la chirimoya o la papaya y otros que tanto adoramos como la planta del cacao o la del café (cafeto).

Sin embargo, aunque sea recomendable adaptarse a estos parámetros también podemos probar la plantación de estos ejemplares en climas similares, donde muy posiblemente también puedan desarrollarse.