Fuentes y cascadas para los estanques de jardín
La decoración del jardín es tan importante como la decoración del hogar, así que hay que dedicarle el tiempo necesario para conseguir que sea perfecta y ofrezca siempre un buen ambiente. Hoy en día hay muchos elementos decorativos que se pueden incluir en el jardín, y en este artículo me gustaría escribir sobre las fuentes y cascadas, elementos que le darán un toque muy especial.

En concreto, me gustaría centrarme en las fuentes y cascadas que se pueden poner en los estanques, consiguiendo así un espacio único y perfectamente decorado. Ambas cosas las puedes encontrar en diferentes tamaños, formas y estilos, así que sin duda encontrarás unas cuantas que se adapten perfectamente al espacio que tienes disponible en tu jardín.

Fuentes

Una fuente en el estanque destacará muchísimo ya que le da mucha vida, haciendo circular el agua y dejando en el aire ese sonido tan relajante, especialmente cuando se necesita fresquito por las altas temperaturas. Además, estas fuentes no son perjudiciales para las plantas acuáticas, únicamente para los nenúfares, que no soportan la caída del agua de forma constante.

Fuentes y cascadas para los estanques de jardín
Hoy en día hay fuentes de diferentes tamaños, materiales y estilos, desde las más pequeñas para estanques pequeños a otras mucho más elaboradas para los más grandes. Las hay alimentadas por una pequeña bomba eléctrica que hace que pueda ir fluyendo el agua, y no son nada peligrosas ya que son sumergibles. Las más modernas ofrecen también una gran variedad de chorros, pudiendo ser giratorios, verticales, oblicuos, tipo ducha, etc.

Cascadas

Las cascadas son otro elemento muy interesante para poner en el estanque ya que también son muy bonitas, consiguiendo una gran relajación gracias al sonido del agua. Además, hacen que el agua se oxigene, lo cual es bueno para las plantas del estanque y para todo el ambiente. Al igual que las fuentes, pueden ser pequeñas y fáciles de instalar, o bien más grandes y que requieren una instalación más compleja.

Fuentes y cascadas para los estanques de jardín
Lo bueno de las cascadas es que se integran perfectamente en un ambiente con piedras, plantas o grava, y con el tiempo comenzarán a desarrollar musgo, perfecto para que la integración sea total. En el caso de que no quieras instalar una cascada prefabricada, puedes aprovechar la tierra que ha salido de la excavación del estanque para hacer un pequeño montículo, creando así una cascada con láminas de plástico o lona.