Funciones de los fertilizantes
Por ahí siempre se ha dicho eso de “somos lo que comemos”, y no solo es válido para nosotros y nuestra alimentación sino que tiene mucho sentido también en lo que a las plantas se refiere, y es que las plantas no podrían vivir si no reciben los nutrientes que necesitan para ello.

El suelo en el que están las plantas es el que se encarga de aportarle los nutrientes necesarios, y este a su vez los recibe de los fertilizantes. Así pues, los fertilizantes son muy importantes para el correcto desarrollo de cualquier árbol o planta, así que toma nota de las funciones de los fertilizantes para que sepas exactamente a qué se dedican:

– Los fertilizantes solubles están preparados para que se puedan mezclar con agua y ser aplicados a las plantas, ya sea con una manguera o con un pulverizador. Es el tipo de abono más indicado para las plantas que necesitan alimentación foliar y también puede aplicarse directamente en las raíces.

– Si utilizas un fertilizante mezclado y se lo aplicas directamente a las hojas, las plantas son capaces de absorber esos nutrientes de inmediato y comienzan a crecer ya que las hojas los absorben y van directamente a la zona de crecimiento para su desarrollo.

– Otro que puedes utilizar es el fertilizante granular, que se aplica directamente en el suelo y que es allí en donde debes mezclarlo para evitar que las raíces de la planta se quemen, especialmente aquellas que todavía están en fase de crecimiento. Este tipo de fertilizante se suele aplicar antes de la siembra o durante el periodo vegetativo ya que el contacto con las hojas le causa daño a las plantas.

– Cualquiera de los fertilizantes que utilices tendrá tres elementos principales: nitrógeno, fósforo y potasio, y para poder elegir la composición adecuada tienes que saber qué efecto tendrá cada uno de ellos en tus plantas, ya que no es el mismo para todas.

– A modo de resumen, el nitrógeno trabaja promoviendo las hojas verdes y una falta de este elemento puede ocasionar que las plantas tengan un color amarillento y las hojas se vean con aspecto viejo y desgastado. El fósforo promueve la proliferación de células sanas y es bueno que apliques un fertilizante alto en fósforo justo antes de la floración. El potasio es vital ya que ayuda a mantener las raíces sanas, así que sin él es mucho más lento y débil el crecimiento.