Hamamelis, una planta con muchas propiedades
¿Has oído hablar alguna vez de la hamamelis? Es una planta con muchas propiedades beneficiosas para la salud y para la belleza, por lo que seguramente te interesará saber un poco más sobre ella, ¿no?

Su nombre científico es hamamelis virginiana y es muy parecido al avellano, por lo que es conocido como avellano de bruja o escoba de bruja. Esta especie, procedente de Estados Unidos y Canadá, es muy utilizada en el mundo de la cosmética por su gran capacidad para trabajar sobre ciertos aspectos de la piel.

El hamamelis es un arbusto caduco de la familia de las hamamelidáceas que puede llegar a alcanzar los 7 metros de altura Sus troncos son erectos y múltiples con la corteza de color gris. Sus hojas son ovaladas y arterciopeladas y mantienen un verde oscuro hasta la llegada del otoño, cuando cambia hacia tonos amarillentos. Sus flores tienen 4 pétalos amarillos brillantes y sus frutos son pequeñas cápsulas rodeadas en la base por el cáliz.

Hamamelis, una planta con muchas propiedades
Su extracto se obtiene de las hojas y en algunos casos de la corteza. El Hamamelis contienen una alta proporción de taninos, ácido gálico y otros leemtoscafeico y diversos heterósidos flavónicos con miricetina, quercetina y kampferol. Además, es muy rico en aceites esenciales. Por eso, es utilizado, entre otras muchas cosas, como astringente, como tónico para la piel e, incluso, es usado como compresa para problemas como contusiones, tumefacciones o bien torceduras sin ningún inconveniente.

El hamamelis es ideal como componente de zonas boscosas o de carácter silvestre del jardín. Lo mejor es que crezca protegido por las copas no muy densas de árboles cercanos y, si está al sol, es recomendable que tenga bastante humedad ambiental, ya que no resiste a las sequías.

Hamamelis, una planta con muchas propiedades
Si tienes pensado cultivar hamamelis, debes saber que necesita terrenos con abundancia de materia orgánica, profundos y frescos, que sean capaces de retener suficiente humedad en verano y libres de cal. Además, requiere riego moderado en verano y abonado orgánico en otoño e invierno.