Herbicidas naturales para el jardín
No hay nada peor que trabajar duro en el jardín y que te encuentres una y otra vez con malas hierbas. Pero para acabar con ellas no es necesario que tengas que recurrir a productos químicos que además de dañar el medio ambiente también pueden dañar tu salud… hay soluciones mucho mejores. Me refiero a los herbicidas naturales que puedes usar para tu jardín y así acabar con esas malas hierbas que te traen de cabeza. Así no tendrás que exponer tampoco a tu familia o a tus mascotas a productos químicos dañinos y peligrosos.

Las semillas de las malas hierbas necesitan luz

Al igual que cualquiera de tus plantas, las malas hierbas (que no es que sean malas, sólo que salen donde no te conviene) también necesitan luz para germinar. Necesitarás sombrear el suelo alrededor de las plantas. Puedes hacerlo con un plástico negro o con hojas de papel. Es una forma de que las semillas de estas plantas no ean la luz solar y por tanto no decidan salir por dónde no les corresponde.

Aunque el sol puede ser tu aliado

Es cierto que necesitan luz para crecer, pero el Sol también puede ser tu aliado para acabar con ellas. La solarización del suelo significa dejar que el sol haga su trabajo y seque las plantas hasta morir. Pon una hoja de plástico transparente sobre la zona y ancla los bordes con piedras, espera de cuatro a seis semanas y el calor habrá “cocinado” a las malas hierbas para siempre. El calor las habrá exterminado. Si después te encuentras más malas hierbas, utiliza un pequeño rastrillo para acabar con ellas, pero hazlo suave para no estropear el suelo.

Herbicidas naturales para el jardín

Construye un escudo

Una forma bastante efectiva de frenar el crecimiento de las malas hierbas es crear un escudo que les impida pasar. Puedes utilizar materiales como ladrillos o barreras subterráneas de metal o plástico alrededor de las camas del jardín. Esto evitará que la hierba del césped y las malas hierbas perennes se filtren por los macizos de las flores o del huerto.

Cuidado con el compost

Puedes mezclar en la pila de las malezas que aún no han florecido porque sabrás que no tiene semillas para propagarse. Pero si sí tiene hierbas que florecen en el compost, entonces necesitarás matar las semillas y calentar el compost hasta 200ºC. O también puedes empezar otra pila para abono independiente con el que tiene malas hierbas germinadas y usarla únicamente en los hoyos de plantación de profundidad, donde las semillas no tendrán capacidad para germinar.

Herbicidas naturales para el jardín

No cortes el césped demasiado corto

Deja crecer la hierba a la altura recomendada para poder saber dónde están las malas hierbas. Además, esto también estimulará el crecimiento de las raíces lo que desplazará a las malezas emergentes y podrás identificarlas rápidamente.

Acaba con las malas hierbas antes de que aparezcan

Puedes labrar la tierra una vez para traer las semillas de las malas hierbas enterradas hasta la superficie donde pueden germinar. Espera dos semanas y después vuelve a labrarlo para romper con las malas hierbas y sacarlas para siempre sin que vuelvan a germinar nunca más donde no quieres que lo hagan.

Herbicidas naturales para el jardín

Moja el suelo

Las malas hierbas son más fáciles de tirar de ellas si tienen los sistemas radiculares intactos y si el suelo está húmedo. Además, así, las plantas cecinas no serán perturbadas ni las dañarás sin querer.

Estos son algunos ejemplos de herbicidas naturales sin tener que usar ningún tipo de producto para el suelo, así con estos trucos podrás deshacerte de las malas hierbas para siempre o por mucho tiempo, ¿conoces alguno más?