Herramientas para el cuidado de bonsais
Los bonsáis son una excelente opción si quieres tener árboles en casa pero no tienes mucho espacio, además de que tienen una simbología muy especial en el mundo oriental y si eres amante de esa cultura seguro que te encantará tener algún ejemplar en casa. En otras ocasiones ya hemos contado cómo han de cultivarse, de cuidarse y varios consejitos más, así que hoy me quiero centrar en las herramientas que necesitas para sus cuidados.

Los bonsáis necesitan que hagas ciertas tareas para poder estar siempre en perfecto estado, hay muchísimas herramientas pero solo algunas son imprescindibles, así que toma nota de las herramientas necesarias para el cuidado de los bonsáis:

– Tijeras: Tienen que tener las hojas muy afiladas para que el corte pueda ser muy limpio, además de ser más cortas y estrechas que las tijeras de la jardinería general ya que así podrás llegar a cualquier rincón con ellas. Hay varios tamaños ya que con ellas puedes realizar tareas diferentes como la poda de ramas o de hojas.

– Palillos: Sirven para desenredar las raíces del árbol en el momento del trasplante. Lo mejor es que sean de bambú ya que es un material blando que no le hará daño al bonsái. También tienen que estar muy afilados.

– Gubia: Se utiliza para tallar la madera muerta y poder darle un aspecto mucho más natural al ejemplar.

– Escobilla: Sirve para tener la tierra bien limpia y se utiliza principalmente para eliminar las hojas y cualquier otro elemento que aparezca en ella.

– Cepillo: Con él podrás eliminar cualquier resto que haya en la corteza y que no deba estar ahí. Los hay en diferentes grados de dureza para que elijas el que más se adapte a tu ejemplar.

– Tenazas: Las utilizarás para podar y tienen que ser específicas para bonsái, que son aquellas que tienen las hojas cóncavas para permitir que el corte sea mucho más limpio.

– Rastrillo y espátula: De gran utilidad a la hora del trasplante. Con el rastrillo podrás desenredar las raíces y con la espátula alisar la tierra después.

Por último, decirte que cualquier herramienta tiene que estar siempre totalmente limpia, así que lo mejor es que las limpies con alcohol y que lo hagas después de cada trabajo para que la suciedad no se acumule.