Herramientas y útiles para el cultivo en interiores
El cultivo de plantas es un mundo apasionante que puede reportarte innumerables beneficios, como por ejemplo conseguir una decoración mucho más bonita y también algunos frutos gracias a muchas de las especies que los proporcionan. Hoy me gustaría escribir sobre el cultivo de las plantas de interior, concretamente de las herramientas y útiles que se necesitan para que pueda ser perfecto. Toma nota:

– Regadera: imprescindibles para poder regar las plantas. Las hay de diversas formas y tamaños para poder adaptarse a cualquier planta, tanto si es una colgante como una normal o muy pequeña.

– Kit de riego: son indispensables para cuando vas a estar fuera por vacaciones y no tienes a nadie que pueda ir a tu casa a regar las plantas. Es un kit que trae un sistema automático para regar las plantas durante tu ausencia.

– Pulverizador: se utilizan para varias cosas, como para aumentar la humedad de la planta pulverizando sobre las hojas (no puedes hacerlo en especies velludas). Con ellos también podrás limpiar las hojas, aportar abono foliar o aplicar productos fitosanitarios para prevenir cualquier plaga o enfermedad. Lo ideal es tener dos, uno que vale para agua y abono y otro que sea exclusivamente para los productos fitosanitarios.

– Paño: has de tener uno que no suelte pelusa para poder limpiar el polvo que se va acumulando en las hojas. Puedes mojarlo en agua jabonosa o insecticida cuando la planta haya sido atacada por pulgones o cochinillas.

– Tijeras: imprescindibles para poder podar o eliminar partes viejas, secas o enfermas. También sirven para quitar las hojas marchitas.

– Cuchillo: es de gran ayuda para despegar el cepellón de la maceta cuando vas a hacer un trasplante a otra mayor. También para cortar esquejes o dividir la mata si quieres obtener dos plantas.

– Tutores: sirven para mantener rectas a ciertas plantas y son cañas de bambú o tubos de plástico que se recubren de musgo. Muy útiles para que el crecimiento sea recto y la planta no se desvíe.

– Macetas: elemento obvio ya que sin ellas o sin jardineras no se puede cultivar ninguna planta. Las hay de diferentes materiales, formas y diseños.

– Otros: hay otras cosas de gran utilidad, como pueden ser los guantes, una palita o un tridente.