Hortalizas fáciles de cultivar
Hay quienes asocian el huerto con un trabajo duro, compromiso, esfuerzo y mucho tiempo. Es cierto que es así en la mayoría de casos, pero existen hortalizas que son fáciles de cultivar y que además podrás consumirlos en tu propia cocina. Si empiezas a cultivar hortalizas que no requieren mucho cuidado diario, podrás darte cuenta que podrás comer hortalizas en cuanto estén listas para consumir.

Además no es necesario que tengas un jardín para conseguirlo, ya que la mayor parte de las hortalizas que te voy a comentar a continuación los podrás cultivar en recipientes y en una zona soleada de tu hogar. Así que ya sabes que no me sirven las excusas, si quieres comer tus propias hortalizas, a partir de hoy podrás hacerlo ¡solo tienes que ponerte manos a la obra!

Alubias

Los alubias son una de las hortalizas que mejor resultado puedes tener en tu jardín. Las alubias soportan muy bien las temperaturas por lo que únicamente necesitarás un paquete de semillas y algo por donde puedan crecer. Puedes tener una valla o un poco de cuerda para que trepe la planta y poder tener una cosecha continua. ¡Seguro que te resultarán deliciosas!

Tomates Cherry

Los tomates cherry me encantan, pero es que además de estar deliciosos son muy fáciles de cultivar por lo que podrás tener tus propios tomatitos para consumir en tus ensaladas. Pero eso sí, tendrás que velar por que se mantengan sanos ya que suelen ser propensos a enfermar. Las especies de tomate cherry más pequeños como el de pera son una variante de estos tomates bastante más resistentes. Puedes cultivarlo en tu jardín o en macetas.

Hortalizas fáciles de cultivar

Ajos

Los ajos son muy fáciles de cultivar. Tienes que cavar un agujero en una maceta, meter un diente de ajo y esperar hasta el próximo verano. Ya tienes más ajos para consumir. Sólo tendrás que asegurarte de regar la tierra y fertilizarla. No necesitas nada más. Vale la pena intentarlo, ¿no?

Verduras de hoja verde

Las verduras / hortalizas de hoja verde también son estupendas para plantar en casa y además requieren poco mantenimiento. La lechuga, la rúcula, las espinacas, la remolacha… son algunos ejemplos para que cultives en tu jardín o en macetas. Deberás de tener algo de paciencia hasta poder conseguir que las plantas te den bastantes hojas para consumir, pero la espera vale la pena.

¿Te gustaría tener tus propias hortalizas fáciles de cultivar? Pues aquí tienes algunos ejemplos que te vendrán estupendamente.