Ideas fáciles para conseguir un jardín japonés en tu hogar
Quizá pienses que conseguir un jardín japonés es demasiado complicado o que quizá es demasiado trabajoso para el tiempo que tienes disponible en tu día a día o en los fines de semana. La realidad es que si realmente te gustan los jardines japoneses vale la pena intentar conseguir uno con algunas ideas fáciles para que puedas comprobar que es más sencillo de lo que ahora mismo estás pensando.

Quizá con estas ideas no te quede un jardín japonés como los de las revistas pero sí se aproximará bastante y podrás sentir ese efecto zen que tanto quieres. Además si tienes un jardín pequeño no debes seguir padeciendo porque las ideas que te traigo a continuación son estupendas para conseguir un jardín japonés en tu hogar sin importar el tamaño disponible de tu jardín.

Qué debes tener en cuenta

El jardín japones debe ser un lugar cerrado, aislado de lo que le rodea, y sobre todo, tendrá que ser un lugar silencioso que te aporte calma, relajación y serenidad. Son muchos los jardines japoneses que están pensados para la meditación por lo que te puedes hacer una idea de lo que debe transmitir para que su decoración sea la correcta. Un jardín japonés también puede recibir el nombre de jardín Zen o Shinto.

En los jardines japoneses se deben integrar con estilo los cuatro elementos de la naturaleza para que puedas sentir el equilibrio y la armonía entre tu cuerpo, tu mente y la naturaleza que te rodea: fuego, aire, tierra y agua tendrán que estar conectados contigo.

Ideas fáciles para conseguir un jardín japonés en tu hogar

Qué debes incorporar en tu jardín para conseguirlo

Para conseguir un auténtico jardín japonés de forma fácil y sin necesidad de gastar mucho tiempo y dinero ten en cuenta lo siguiente:

– Jardín en miniatura. Si lo quieres en miniatura puedes incorporar una bandeja circular u ovalada para poder incorporar piedras con musgo, arena o grava de color blanco y piedras acumuladas. ¡Podrás disfrutarlo siempre que quieras con tan sólo mirarlo!

– Para un jardín más grande. En cambio si tienes un jardín más grande puedes incorporar más elementos como por ejemplo: el agua (con fuentes o estanques), tierra (con plantas), aire (unas campanillas que se muevan y suenen con el viento), plantas (helecho, bambú, arce japonés, lirios, crisantemos), madera (para marcar el camino o en los muebles).

Como ves tan sólo tendrás que utilizar tu ingenio y pensar en cómo es tu jardín para conseguir buenos resultados en tu jardín japonés. ¿Ya sabes cómo lo vas a hacer?