Ideas para que el jardín se vea más grande
Gracias a nuestra mente podemos apreciar que un tamaño que es más pequeño se pueda ver más grande, y así lo sentimos, mucho más grande de lo que es en realidad y gracias a algunos simples trucos. El cerebro acepta la información que recoge de los sentidos y tira a la basura aquello que no le sirve, le interesa tener una buena percepción del mundo que le rodea.

Además nuestro cerebro podemos engañarlo si queremos conseguir que la percepción que queremos conseguir sea nuestro agrado, como por ejemplo en el reconocimiento espacial. ¿Quieres engañar a tu cerebro mediante las ilusiones que alteran la percepción del espacio? Puedes conseguirlo y que tu pequeño jardín se vea más grande para tu cerebro y para el de todos los demás. ¿Cómo conseguir que el jardín se vea más grande? De eso vamos a hablar.

Utiliza el color sabiamente

A las personas nos gusta las plantas por el color que proporcionan a nuestro ambiente. Si utilizas las plantas de forma adecuada, los colores que se encuentran en tu jardín además te hacerte sentirte bien te ayudarán a conseguir buenos efectos ópticos y que tu jardín parezca más amplio.

Ideas para que el jardín se vea más grande
Los colores cálidos como el rojo, el amarillo, el marrón y el naranja tienen un efecto excitante sobre el cerebro humano y por tanto gracias a esto colores te sentirás atraído visualmente hacia ellos algo que hará que el espacio sea más pequeño. En cambio los colores fríos como el azul, el verde, el rosa o el morado parece que se alejan de nosotros, que se funden con el paisaje y que por tanto el espacio es más grande. Por este motivo, los colores fríos son una opción excelente para que tu jardín parezca más grande.

Aunque si te gustan los colores cálidos puedes utilizarlos cerca del foco central del patio o en las fronteras y bordes de tu jardín, así podrás crear la ilusión de distancia necesaria para que tu jardín o patio parezca mucho más grande de lo que realmente es.

Las texturas son tus aliados

Al igual que el color la textura también te puede ayudar a crear una estupenda ilusión de distancia. Las plantas se dividen en tres categorías de textura: fino, medio y grueso. Estas distinciones se basan en la forma en que la planta refleja la luz.

Por ejemplo, las plantas con hojas pequeñas reflejarán mucha más luz y harán que el espacio parezca más amplio, en cambio las plantas gruesas con hojas grandes crearán muchas sombras y parecerá que tu terraza parezca mucho más pequeña.