Información sobre la acedera
La acedera es una planta silvestre que se usa desde hace cientos de años y que pertenece a la familia de las Poligonáceas. Se cultiva principalmente como verdura o condimento y de ella se aprovechan su hojas y sus tallos, que pueden tener varios usos y que tienen un sabor similar al del vinagre. Se consumen cocidas al igual que muchas otras verduras.

A causa del sabor ácido que tiene se utiliza también para condimentar ensaladas, sopas o cualquier otro plato. También se puede consumir en fresco, especialmente cuando tienes mucha sed. Hay muchas variedades de acedera, siendo las más famosas Bellerille, Verde de Nozay, Rubia de Lyon, Hoja de Lechuga o Amarilla de Sarcelle.

Propiedades medicinales

La acedera es una muy buena fuente de vitamina C y de hierro ya que como se suele consumir cruda, sus nutrientes son muy interesantes, especialmente indicados en casos de anemia. Tiene también muchas propiedades dietéticas si se hace en infusiones, aunque no es recomendable para personas con tendencia a formar cálculos renales ya que tiene mucho ácido oxálico.

Las semillas y las raíces se pueden utilizar además como diurético y contra las infecciones cutáneas. Las hojas son muy buenas contra la pérdida de apetito o los empachos, pero siempre consumiendo las hojas en dosis muy pequeñas ya que más grandes podrían ser perjudiciales.

Recolección

Las hojas más tiernas tienes que recolectarlas durante la primavera y el otoño, siempre antes de que comiencen las fuertes heladas, especialmente si quieres utilizar las hojas frescas. Si vas a emplearla para alguno de sus usos medicinales, deberás cortar la planta a ras del suelo antes de que florezca y dejar que se seque en cualquier ubicación pero que esté muy bien ventilada.