Cómo tener un jardín de hierbas para el té
Tal vez la forma más fácil de utilizar y disfrutar de las hierbas es hacer un té de hierbas en tu propia casa. El té de hierbas se puede hacer de hojas, de flores, de semillas e incluso de raíces de hierbas, ya que ya sea con hojas recién recogidas o secas, se pueden almacenar durante la temporada baja.

No importa el tipo de hierba que elijas, el proceso es simple. Debes verter agua hirviendo sobre la hierba triturada y dejarla reposar. Puedes preparar una buena taza de té y disfrutar de ella en cualquier momento del día. Por éste motivo, puedes tener en cuenta algunos elementos esenciales de cómo hacer una infusión de té y que sea correcto.

Sin embargo, el cultivo de hierbas para el té es una de las cosas más fáciles que puedes hacer en tu jardín. Ni siquiera necesitas un jardín de té de hierbas porque quieras tomar té a toda costa, la mayoría de los jardines de té son lugares para disfrutar de su belleza y su aroma, sin tener en cuenta si quieres tomar té o no.

Puedes tener hierbas para té en tu jardín y disfrutar de la jardinería de hierbas, sólo tendrás que pensar qué tipo de hierbas quieres tener en tu jardín y por qué. Las hierbas para el té, las puedes tener en tu jardín directamente en el suelo cosechadas o en todo caso, en macetas y lugares que estén a mano para ti para poder llevarlas a tu cocina. Si quieres tener un espacio en tu jardín donde puedas cultivar hierbas de té, entonces deberás asegurarte de dejar espacio para una pequeña mesa y sillas, así podrás disfrutar de su aroma, de tu relajación y disfrutar del sabroso té.

Cómo tener un jardín de hierbas para el té

Consejos para el cultivo de las hierbas de té

Para poder tener una buena cosecha de hierbas de té, entonces ten en cuenta los siguientes puntos:

– Cosecha temprano cada día, después de que el rocío se aya secado pero mientras las hierbas todavía están exuberantes gracias al frescor de la mañana.

– La mayoría de hierbas fresas están en su pico justo antes de que florezcan. Sin embargo, muchas de éstas hierbas tienen flores comestibles que además de dar un gran sabor al té, también te añadirán belleza.

– Intenta no romper ni aplastar las hierbas hasta que estén listas para usarlas. Es la mejor forma de no perder los aceites esenciales que dan tanto sabor al té.

– Cosecha las hierbas tiernas al final de la temporada, una vez que se pronostica una helada, puedes secar las hierbas y los tés para almacenar en invierno o para el consumo como condimentos.

Cómo tener un jardín de hierbas para el té

Las hierbas de té

El sabor en el té de hierbas es algo muy personal, es posible que a ti te guste más un té con sabor más fuerte que otro con sabor más débil. El sabor también depende de la calidad y la frescura de las hierbas, así que no dudes en ir experimentando en cantidades, así podrás saber cuál es el té que más te gusta y cuál es la cantidad exacta para ti. Recuerda que siempre podrás añadir más, pero nunca podrás añadir menos…

Te recomiendo que si tienes hojas secas, utilices tres cucharadas por taza de agua y si son hojas secas, te limites a una cucharadita por taza de agua.

Algunas de las mejores hierbas de té que puedes tener en tu jardín son: Esta es una cuestión de gusto personal, pero las siguientes hierbas se han preparado para las edades: albahaca, manzanilla, hinojo, verbena de limón, emnta, escarmujos, romero, salvia y lavanda.

Cómo tener un jardín de hierbas para el té
No tengas miedo en combinar y mezclar sabores, quizá de éste modo podrás disfrutar aún más de tu té.