Jardines acuáticos
Los jardines acuáticos se están poniendo cada vez más de moda, especialmente si tienes un espacio amplio, ya que tienes muchísimas opciones a la hora de planificar y desarrollar lo que quieres poner. La clave está en el gusto de quien lo diseña y en las posibilidades naturales que ese espacio que pueda ofrecer, aún así, lo lógico es integrar el jardín en el espacio acuático que se va a utilizar, al menos si todo va a hacerse de forma natural. Toma nota de los siguientes consejos para que sepas hacer un jardín acuático:

– Lo primero que debes saber es que el jardín acuático puede ser tanto natural como artificial. Puedes aprovecharte de elementos decorativos naturales como piedras o troncos para que formen parte de tu nuevo jardín. Los troncos pueden estar alrededor del estanque y las piedras las puedes poner creando círculos alrededor de una o varias plantas.

– Las formas que puedes utilizar en un jardín acuático también son muy variadas. En los artificiales se suele buscar un orden mientras que en los naturales todo es más espontáneo, lo que casi siempre lo hace mucho más bonito.

– Es también muy importante que el estilo de la casa esté acorde con el diseño y la forma del nuevo jardín, así conseguirás una buena combinación y no te arriesgarás a tener un contraste que te quede mal.

– El mantenimiento de un jardín acuático es muy sencillo. Lo primero es que instales un buen sistema de drenaje para que el estanque o la fuente se limpien mucho mejor, además de tener un sistema que propicie la oxigenación del agua. Ambas cosas son imprescindibles.

– El jardín acuático debe estar aislado de materiales como el cemento, el PVC, el polietileno y la archilla.

– Por último, si lo vas a hacer artificial, es muy importante que lo hagas de un tamaño y características que sepas que vas a poder mantener y que no te va a estorbar.