Kit de herramientas para jardinería
El cuidado de las plantas requiere disponer de un completo equipo kit de herramientas especial para jardinería. Para determinadas tareas como el alisado del sustrato o el trasplante de los ejemplares, podemos utilizar utensilios de cocina o de pintura como cucharas y espátulas. Sin embargo, algunos trabajos de jardinería interior es precios emplear herramientas que permitan realizar la labro de forma confortable y eficaz. La selección de herramientas y accesorios para la práctica de la jardinería es muy importante, porque nos facilitará las tareas. En el mercado podemos encontrar todo tipo de herramientas destinadas al cuidado de las plantas tanto de interior como de exterior. La más recomendable es adquirir en primer lugar los utensilios de uso más frecuente. Las herramientas que no deben faltar para la práctica de la jardinería en el hogar son las siguientes:

Tijeras: Tienen múltiples usos. Las tijeras se empelan para las podas superficiales, cortar ataduras o simplemente para abrir bolsas de sustrato y abono. Las más recomendadas son las que tienen las hojas cortas y gruesas. Pídelas que las tijeras sean de jardín.

Trasplantador: Se utiliza para sacar el sustrato de los sacos y retirar las plantas marchitas. Los trasplantadores con mango de madera o de goma con forma ergonómica son más prácticos para el manejo continuado.

Escarificador: Indispensable si disponemos de bastantes jardineras. Esta herramienta se usa básicamente para descortezar la superficie de las macetas.

Regadera: Fundamental para regar las plantas, es aconsejable que tenga una capacidad mínima de cinco litros. Si tenemos pocos ejemplares, basta con que la regadera sea un modelo pequeño, de 1 litro. Las mejores son las de cuello largo y fino.

Pulverizador: Necesario para alveolar o humedecer el follaje de las plantas. Es conveniente que tenga una capacidad de entre unos dos litros y disponga de un conducto regulable para pulveriza más o menos.

Ataduras: Se emplean para enderezar el tallo y las hojas de una planta o para fijarlo en un lugar determinado. Podemos usar rafia natural y artificial, abrazaderas y alambre recubierto de plástico para no perjudicar a la planta.

Podadera: Se complementa con las tijeras, ya que permite podar los tallos más gruesos y leñosos. El modelo elegido deberá disponer de cuchillas finas pero resistentitas.

Rastrillo: Muy necesario si tenemos jardineras. Su función principal es la de alisar el sustrato de las macetas.