La mejor forma de quitar las malas hierbas
Las malas hierbas son una de las grandes pesadillas que te puedes encontrar en el jardín, ya que no sólo dan un aspecto muy feo a la zona en la que están sino que pueden estropear el terreno o algún ejemplar. Su eliminación es básica para que el jardín pueda tener buena presencia, siendo una de las tareas más importantes y necesarias entre las muchas que puedes y debes llevar a cabo.

Es prácticamente imposible evitar que aparezcan las malas hierbas, pero lo cierto es que su eliminación es sencilla y no debería darte ningún problema. Hoy en día hay una gran variedad de técnicas para eliminarlas, y además de las más conocidas seguro que cada aficionado o experto en jardinería tiene sus propios trucos para hacerlo, con lo que las posibilidades son infinitas.

La más eficaz

Hoy me gustaría recomendarte la forma que casi todo el mundo coincide que es la más eficaz, o al menos una de las que conseguirás mejores resultados. La única herramienta que vas a necesitar es una horca, y según vayas aireando la tierra con ella irás separando las malas hierbas. Pasa la herramienta alrededor de los hierbajos y después levántala, así podrás quitar todas las hierbas de raíz. Es muy importante que quites toda la raíz, ya que si se queda una parte volverá a aparecer la mala hierba.

La mejor forma de quitar las malas hierbas
Si hasta ahora solías eliminar las malas hierbas con una pala o las arrancabas con la mano, verás que de esta forma es mucho más sencilla y además no requiere tanto esfuerzo físico. Además, con las anteriores formas corres el riesgo de que se quede una parte de las raíces y se reproduzcan nuevos ejemplares, lo que en realidad puede pasar con cualquier método que utilices y con el que no quites toda la totalidad.