La plaga del picudo rojo de las palmeras
Las palmeras son una de las mejores opciones para poner en nuestro jardín, y también pueden utilizarse las palmeras de interior para ponerlas tu hogar si no tienes zona exterior. En muchas ocasiones te hemos dado datos sobre ellas y cómo debes cuidarlas, así que hoy me centraré en una de las peores plagas que puede tener.

Se trata de el picudo rojo de las palmeras, una de las plagas que más alarma crea y que es de alto riesgo para la vida de tu palmera. Apareció por primera vez hace unos 25 años en el norte de África y su expansión a la zona mediterránea ha ido en progresión y actualmente nuestro país es uno de los “preferidos” de esta plaga, que también afecta a otros como Italia, Grecia, Chipre, Portugal, Francia, Malta, Marruecos o Turquía.

Te cuento algunos de los síntomas de la plaga del picudo rojo para que sepas cómo detectarla:

– La larva penetra directamente al tronco mediante galerías de hasta más de un metro de longitud, las cuales parten la corona y se van ramificando en el interior del tronco.

– Las hojas centrales amarillean y se marchitan, así que en pocas semanas toda la palmera estará afectada y se morirá.

– Puedes observar cómo las hojas más externas se retuercen cuando comienzan a aparecer los síntomas, y esto también causa la muerte de la palmera.

Para poder detectar o combatir esta plaga sigue estos consejos:

– Realiza seguimientos en todas las palmeras y coloca trampas bien cebadas con atrayentes sintéticos.

– Si la palmera está muy afectada o muerta debes arrancarla y quemarla para evitar que la plaga se disperse y aparezca en nuevas que plantes en tu jardín.

– Hay un método muy eficaz que es ponerle inyecciones al tronco con insecticidas en pulveración foliar sobre la corona de la palmera.

– Un buen truco es que los riegos en junio y julio sean muy abundantes.