La planta de dinero o dólar
El dólar es una planta colgante de hojas pequeñas un poco redondeadas y de un color verde intenso. Florece en el otoño y su flor es de un color azul violáceo bastante aromática. Es una planta resistente que se adapta a cualquier lugar, siempre que no le dé el sol de manera directa, pues crece mejor en la semisombra. Se adapta tanto a interiores como a exteriores, por lo que es muy común verla en terrazas y balcones. Se reproduce por esqueje, por división de planta y por semillas. Dice la tradición que si uno tiene una planta de dinero o dólar en la casa, nunca falta el dinero, pues algunos creen que tiene poderes mágicos para atraer la fortuna.

La planta de dinero o dólar
Si la plantamos en el suelo, se transformara en una planta rastrera que irá cubriendo la superficie terrestre, mientras que si optamos por colocarla en alguna maceta, se transformará en una planta colgante. Al ser una planta tropical, no tolera temperaturas muy frias. Si queremos orientar su crecimiento hacia los laterales, deberemos despuntar las puntas de los tallos principales. En cuanto al riego, en el verano precisa regarla tres veces por semana y solo una en el invierno. Hay que tener cuidado con el exceso de humedad porque la puede matar, es importante que el suelo permita un buen drenaje de agua. Es recomendable abonarla cada mes con fertilizantes minerales.