Las mejores plantas para la cocina
Cualquier lugar es bueno para colocar una planta. El otro día ya te comentamos cuáles eran las mejores especies para poner en el baño y hoy queremos hacer lo mismo con la cocina. De hecho, ya sabes los beneficios psicológicos que tienen las plantas de interior, ¿verdad? Las cocinas suelen ser el corazón de la casa. Por eso, si dispones de una gran ventana y de sitio para colocar plantas, no lo dudes ni un segundo: ¡Instala unas macetas con plantas aromáticas! Además de decorar la estancia y añadir un poco de verde, podrás echar mano de ellas para preparar estupendos platos.

La mayoría de estas plantas necesitan buena luz para desarrollarse. Por eso, colocarlas en un mueble al lado de la ventana o en una repisa es una buenísima opción. Sin embargo, es importante no colocarlas delante para evitar corrientes de aire. Además de las aromáticas o las especias, puedes optar por otras especies. Algunas, por ejemplo, tienen la posibilidad de tragar los malos olores, producidos por la acumulación de los vapores de la comida y los gases del fuego. ¡Ya ves que es una genial manera de purificar el ambiente!

Las mejores plantas para la cocina
También es importante que las plantas de la cocina resistan cambios bruscos de temperatura que se producen entre cuando se cocina y no se cocina y con las corrientes de aires al abrir las ventanas para que se ventile la estancia. Por otro lado, no deberás colocar plantas demasiado grandes que estorben a la hora de las tareas, ni tampoco aquellas que contengan componentes tóxicos.

Las mejores plantas para la cocina
Áloe vera, lágrimas de ángel, scirpus cernuus, nido de ave, helecho y menta son especies ideales para todo tipo de cocinas. Sin embargo, para las estancias con buena luz se recomienda laurel, romero, salvia, albahaca, melisa, perejil, menta, poleo, orégano, tomillo o pimentero. Para las cocinas con poca luz, en cambio, se recomienda menta en macetas sobre mueble, scirpus cernuus y cintas.