Las mejores trepadoras para decorar
Las plantas trepadoras son una excelente opción para decorar tanto espacios exteriores como interiores, dando un toque espectacular a un jardín, una terraza, un muro, una pérgola… las posibilidades son infinitas. Hay una gran variedad de trepadoras, siendo perfectas para muchos lugares y pudiendo elegir en cada momento las que mejor se adapten a las características del ambiente y a los resultados que quieres conseguir.

Hoy me gustaría hacer un pequeño especiales con las mejores trepadoras para decorar, que son aquellas que dan unas flores y hojas más bonitas y con las que cualquier espacio se volverá único gracias a ellas. Toma nota:

Trepadoras decorativas

– Dama de noche: es una de las más bonitas, de hecho, es mi favorita. No solo es preciosa sino que desprende un aroma muy agradable, así que es perfecta en muchos sentidos.

– Glicinia: puedes verla en la segunda foto del artículo, una trepadora espectacular con un color lila precioso que consigue cubrir cualquier zona en poco tiempo.

– Campanillas: en zonas con climas fríos se cultiva como planta anual ya que solo vive un año, mientras que en los cálidos se convierte en planta perenne ya que vivirá varios años. Es de crecimiento rápido.

Las mejores trepadoras para decorar
– Rosal trepador: es uno de los más conocidos y de los que más éxito tiene, especialmente entre los amantes de los rosales. Solo florece una vez al año, durante la primavera, pero lo hace de forma tan abundante que cubrirá toda la trepadora.

– Buganvilla: florece de forma espectacular y si el invierno es frío pierde las hojas, pero después rebrotan.

– Hiedra: otra de las que más se utilizan ya que al crecer se consigue una pantalla verde y fresca muy bonita.

– Madreselva: es una de las trepadoras que más rápido crece, cubriendo rápidamente una vaya o muro.

– Pasionaria: florece durante mucho tiempo y tiene varias especies, todas con flores preciosas y algunas incluso con frutos comestibles.