Las plagas en las plantas de interior
Aunque creas que tus plantas en el interior están más protegidas que estando en el exterior, eso no tiene que ser así realmente. No hay ningún lugar dentro de un hogar que pueda mantener siempre a los depredadores naturales a raya, así que deberás saber muy bien cuáles son los síntomas que pueden tener tus plantas de interior si están sufriendo una plaga.

Tendrás que estar pendiente de las hojas, de su color y de si existen insectos en las plantas de tu hogar. Por eso hoy quiero hablarte sobre algunas plagas que son muy comunes en las plantas de interior, así podrás indentificarlas y poder luchar contra ellas a tiempo, pudiendo salvar incluso la vida de tus plantas.

Arañas rojas o ácaros en las plantas

Los ácaros pueden destruir las articulaciones internas de las plantas e incluso en aquellas plantas que tienen un follaje más exuberante. Los diminutos ácaros son aproximadamente del tamaño de la cabeza de un alfiler y dañan las plantas al chupar sus líquidos internos. Las hojas que son atacadas por los ácaros suelen tener pequeñas manchas amarillas, pero a medida que la infección empeora las hojas se vuelven del todo amarillas, quebradizas y las plantas se mueren rápidamente.

Para deshacerte tanto de la araña roja como de los ácaros deberás rociar las plantas infectadas con jabón insecticida especializado. Deberás comprarlo en una tienda especializada y seguir las instrucciones debidamente.

Las plagas en las plantas de interior

Cochinillas

Las cochinillas son insectos minúsculos de color blanco y suelen aparecer en el tallo. Estos insectos se alimentan de la planta a través de la succión. Una planta infestada de cochinillas parece que se está secando incluso cuando se riega a menudo.

Las cochinillas son muy difíciles de eliminar, pero si cortas a tiempo las ramas infestadas podrás salvar a tu planta. También puedes intentar frotar las cochinillas con un algodón empapado de alcohol. Si la planta está severamente infestada lo mejor es deshacerse de la planta ya que las cochinillas se extenderán sin que puedas hacer nada por remediarlo.

Los pulgones

Los pulgones son como pequeñas manchas verdes, blancas, amarillas o puntos negros que pueden aparecer por todas partes de una planta. Estos bichos pueden reproducirse tan rápidamente que una infestación podría cubrir por completo a una planta.

Aunque son fáciles de matar con un chorro de agua o con jabones insecticidas, son muy persistentes y volverán a salir, por eso es necesario que liberes a tus plantas de esta infección por bichos de forma diaria.