Las plantas y el Feng Shui
El Feng Shui es una arte chino que se encarga de dirigir la energía para que fluya correctamente gracias a colocar las cosas de determinadas formas, como los muebles o las plantas. Muy importante en la decoración, también puedes aplicarlo a las plantas para conseguir aprovechar mucho más todas sus características y que la energía también se mueva mejor.

Todas las plantas transmiten energías positivas y limpian el aire, lo que contribuye al flujo del chi (una parte del Feng Shui), así que toma nota de cómo aplicar el Feng Shui a las plantas para conseguir un ambiente mucho mejor:

– Es muy importante que pongas alguna planta en la entrada de tu casa para que en cuanto entres encuentres esa tranquilidad que transmiten. Si es un espacio pequeño siempre puedes poner alguna planta colgante.

– Utiliza las plantas para tapar aquellos lugares de la casa que no sean perfectos físicamente y que no tengan líneas continuas, como un techo que tenga una pendiente, un espacio muerto o cualquier otro relieve en cualquier pared o suelo.

– Cuando una planta se te muera tírala inmediatamente ya que no podrás reanimarla y mantenerla únicamente contribuirá a entorpecer el flujo de energía.

– Ten siempre alguna hierba en cualquier lugar de tu hogar ya que son muy buenas para purificar el hogar. Lo ideal es que, al menos, tengas una planta de lavanda ya que ayuda a conseguir un ambiente relajado y de paz.

– Evita ejemplares que tengan espinas a no ser que vayas a colocarlos al lado de una ventana para evitar el acceso de intrusos. Nunca coloques estas plantas cerca de la puerta principal.

– Las plantas más adecuadas para mejorar el flujo de energía en el hogar son el bambú, la dracaena, los lirios, los ficus y cualquier planta colgante.