Las ventajas del riego automático
El riego automático es muy recomendado para todas aquellas personas que tienen que hacerse cargo de una superficie de césped muy grande. A pesar de que es un sistema más caro que el de apertura manual de llaves, confiere una serie de ventajas que vale la pena tener muy en cuenta a la hora de decidirse por uno de los dos sistemas. Son las siguientes:

– Hay un importante ahorro de tiempo y trabajo. A pesar de que en principio hay que hacer una instalación correcta para que el sistema funcione bien, luego bastará con programar la hora y ya no tendremos que preocuparnos más. Eso nos permitirá descansar para ocuparnos de otras tareas.

– El riego se puede programar siempre a la misma hora. Es muy tranquilizador saber que nuestro césped siempre estará regado a la misma hora. A medida que avanza el año, podemos ir modificando la hora en función de las horas de sol y las condiciones climatológicas.

– Se ahorra agua. Esto sucede porque podemos regar por la noche o al amanecer, lo que hace que se pierda menos agua por evaporación y hata más presión en toda la red.

– El agua se dispersa de manera uniforme. Al instalar los aspersores y difusores correctamente, esta llega por igual a cualquier zona del césped que tengamos que regar, evitando que haya partes encharcadas.